21 de Noviembre de 2019

Chetumal

Treinta menores, bajo amenaza por ¡ir a la escuela!

El delegado de la comunidad de Allende reclama el predio donde se dan las clases.

Treinta menores de edad, que toman clases de primaria y preescolar, podrían quedarse sin escuela, en la comunidad de Allende. (Carlos Castillo/SIPSE)
Treinta menores de edad, que toman clases de primaria y preescolar, podrían quedarse sin escuela, en la comunidad de Allende. (Carlos Castillo/SIPSE)
Compartir en Facebook Treinta menores, bajo amenaza por ¡ir a la escuela!Compartir en Twiiter Treinta menores, bajo amenaza por ¡ir a la escuela!

Carlos Castillo/SIPSE
RÍO HONDO, Q. Roo.- Están en riesgo 30 estudiantes de la comunidad de Allende de perder el espacio físico donde toman clases por amenazas de desalojo por parte del delegado de la comunidad, Marcelino Reyes Chan.

Padres de familia de esa comunidad, donde sus hijos toman clases como parte del programa de educación a niños y niñas migrantes jornaleros, piden la intervención del Gobierno del Estado.

Norma Rodríguez García, habitante de la comunidad con dos hijos en este programa de la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ), denunció que en últimas fechas el delegado de la comunidad ha estado tratando de correr a las dos maestras que imparten clases en el Centro Comunitario.

También te puede interesar: Anuncian 13 escuelas para la zona norte de Q. Roo

 Dijo que con la excusa de que el lugar es propiedad del pueblo, quiere desalojar a 30 niños en edad de preescolar y primaria.

“Ahí toman clases niños de la comunidad y niños migrantes de padres jornaleros que vienen cada año al corte de caña, y no es justo que se los quieran quitar cuando es un beneficio para la comunidad”, comentó.

Señaló que por varios años el lugar estuvo abandonado y ahora que se le está dando un buen uso, quieren quitarlo.

María Secundino Chintulínango, madre de familia proveniente de Ococingo, Chiapas, dijo que por cinco años han estado viniendo a esta comunidad en cada temporada de corte de caña, y su hijo ha recibido educación en el lugar desde preescolar.

Desconoce la situación con el delegado, pero señaló que definitivamente en la galera no hay espacio para que los niños tomen sus clases, principalmente porque gran parte de los varones que viven ahí consumen casi todo el día bebidas embriagantes.

Además dijo que un inquilino de la galera vende marihuana, por lo que el lugar no es apto para los menores.

Según datos proporcionadas por las maestras, a diferencia de las escuelas de educación inicial del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), ellas son educadoras de carrera y las clases que imparten tienen validez oficial, pues el programa es de la SEQ.

Al momento mantiene dos grupos de estudiantes, el de preescolar, con 13 niños y el de primaria, con 17; la mayoría son hijos de migrantes jornaleros que llegan durante la temporada de zafra al corte de caña.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name