21 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Especies asiáticas amenazan a flora regional en Quintana Roo

El pino de mar y la enredadera provocan daños a los manglares.

Retirar los pinos de mar cercanos a la laguna, asegura el desarrollo de las especies nativas como el mangle. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Retirar los pinos de mar cercanos a la laguna, asegura el desarrollo de las especies nativas como el mangle. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Compartir en Facebook Especies asiáticas amenazan a flora regional en Quintana RooCompartir en Twiiter Especies asiáticas amenazan a flora regional en Quintana Roo

Abigail Becerra/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Son dos especies reconocidas como altamente potenciales en desaparecer la flora regional incluido el mangle de las lagunas: el pino de mar y la enredadera, ambas especies importadas del continente asiático.

Aunque se desconoce la extensión que prolifera en las costas de Quintana Roo se tiene la alerta para mantener controladas las especies que no tienen depredadores naturales y por el contrario aniquilan la flora silvestre desequilibrando el ecosistema, dijo Patricia Santos González, jefa de departamento en el área de Protección de Flora y Fauna en el la Laguna de Nichupté.

La Casuarina Equisetifolia, mejor conocido como “Pino de Mar” prolifera en el polígono cuatro cercano al boulevard Kukulcán con más de dos hectáreas infestadas, pero en toda la zona de la laguna y playa se ha extendido en la que se contabilizan 10 hectáreas plagadas de la especia, sin embargo baja dos años de trabajo la Comisión Nacional Foresta (Conafor) ha podido erradicar 5.51 hectáreas, con un promedio de dos mil 400 árboles en los dos últimos años.

La especie indicó está categorizada como exótica que no tiene competidores, tampoco depredadores, es decir, ningún ave utiliza sus semillas de alimento, puede crecer sin ningún tipo de control poblacional y además segrega una sustancia “alelopáticas” que elimina cualquier forma de vida vegetal a su alrededor, especialmente el manglar (el árbol de mangle conjuntamente con otras especies que viven en simbiosis).

Explicó que el trabajo de su erradicación es casi artesanal porque se busca no dejar rastro de ella.

La planta parásita que ocupa el segundo puesto de especies invasoras es la Cassytha filiformi, una enredadera trepadora que se incrusta alrededor del tallo y hojas de otras especies nativas para absorberles la savia, no fabrica sus propios nutrientes y paulatinamente elimina la flora de su entorno.

Comentó que para esta especie no existe programa aun para su erradicación, sin embargo está en vigilancia para que no se salga de control.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios