23 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Estudiantes de secundaria no saben leer ni hacer cuentas

Un estudio reveló que en Quintana Roo los alumnos ‘arrastran’ estas deficiencias.

Expertos recomiendan que los alumnos lean en voz alta. (Daniel Pacheco/SIPSE)
Expertos recomiendan que los alumnos lean en voz alta. (Daniel Pacheco/SIPSE)
Compartir en Facebook Estudiantes de secundaria no saben leer ni hacer cuentasCompartir en Twiiter Estudiantes de secundaria no saben leer ni hacer cuentas

Daniel Pacheco/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Dan a conocer tres recomendaciones básicas para corregir el proceso de aprendizaje de los niños estudiantes desde el hogar, esto después de que se dieran a conocer los resultados de la primer medición ciudadana sobre aprendizaje en Quintana Roo.

También te puede interesar. Reconocen a maestros con 30 y 40 años de servicio

En este informe se detectó un déficit que los menores de la entidad arrastran en lectura de comprensión y matemáticas incluso hasta el nivel secundaria según ha dado a conocer previamente Felipe Hevia, investigador de Centro de Investigación de Estudios Superiores en Antropología Social que depende del Conacyt.

En la generalidad, el profesor, con doctorado, argumentó basado en sus investigaciones desde el 2014, que los padres de familia deben realizar lecturas y escuchar en voz alta diariamente a sus hijos, ejercitar mentalmente operaciones matemáticas apoyados en ejemplos de la vida diaria de los niños y mantener contacto continuo monitoreando el desarrollo académico de los menores estudiantes con los maestros.

“En primer lugar que lean en voz alta con ellos y si ya saben leer, que escuchen como están leyendo. Que lo hagan todos los días, un cuento con el papá, la mamá o el abuelo. Que se escuchen entre ellos es muy importante porque es la única forma que nosotros tenemos para saber si los niños saben, es escucharlos en voz alta. No hay de otra”, puntualizó el profesor.

En matemáticas

En materia de matemáticas recalcó que se pueden utilizar juegos de la vida cotidiana para realizar las operaciones básicas, resolverlas de con problemas concretos.

“Cuando usted este poniendo la mesa dígale a los niños que les ayude a contar cuántos cuchillos y cubiertos hay; si van en la calle caminando, cuántos semáforos o árboles ven, cuántos cocos tienen las palmeras. Ese tipo de cosas de contabilidad generan mucho apoyo para los niños”, explicó.

También aplicar juegos matemáticos mentales como sumar cinco más cuatro para después restarle dos y nuevamente sumarle cuatro y quitarle tres. Con eso se comenzará a lograr la automatización de los procesos matemáticos que les permitirán adquirir un mejor aprendizaje.

“La tercera recomendación es que hablen, que platiquen con los maestros, que conozcan bien el desarrollo que van teniendo en cada uno de los bimestres o semestres. ¿Qué tareas tienen que hacer? ¿Cuáles son las metas plantadas para el periodo determinado? Para que como padres se apoyen más en los maestros y viceversa y lograr en los alumnos una mejor educación”, finalizó el investigador.        

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios