26 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Operan custodios la extorsión en la cárcel

Cobran “contribuciones” a los reos que utilizan teléfonos celulares en el área de Albatros.

Revelan corrupción que se registra dentro de la cárcel de Benito Juárez. (Redacción)
Revelan corrupción que se registra dentro de la cárcel de Benito Juárez. (Redacción)
Compartir en Facebook Operan custodios la extorsión en la cárcelCompartir en Twiiter Operan custodios la extorsión en la cárcel

Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- El área de Albatros, del Centro de Reinserción Social (Cereso), es una de las zonas donde la corrupción impera por parte de los mismos custodios, coludidos con los internos que tienen el control del lugar, al grado de que por el uso de celular cobran 100 pesos, aparte de otras “contribuciones” que los reos tienen que pagar.

La red de corrupción involucra a uno de los guardias o celadores de dicho centro, lo conoce la población carcelaria como Ontiveros, quien hace algunos meses era comandante, pero por algunas irregularidades que le descubrieron lo bajaron de rango.

También te puede interesar: Conforman redes civiles para enfrentar a delincuentes

El ahora celador se ha coludido con el encargado del área Albatros, “El Pipo”, por semana cobran 100 pesos para que los internos que tengan celular lo puedan utilizar, las ganancias de la extorsión la dividen entre ambos.

En dicha área hay cerca de 60 internos, pero un aproximado de 40 de ellos tienen celulares y son los que pagan la cuota o de lo contrario los castigan, además de que les quitan los aparatos, de acuerdo con información al interior del mismo centro penal.

El interno líder y el custodio no solamente mantienen el control de cobro por la posesión de celulares, también cobran por meter a esa zona garrafones de agua, por esto cobran también 100 pesos.

Además por permitir la entrada de verduras a dicha área cobran 50 pesos, pero también se dedican a la venta de “kits” de limpieza y planchas, pero los precios son exorbitantes, esta última la venden entre 20 y 30 mil pesos.

A un interno, de nombre Diego N, le vendió una plancha a 30 mil pesos, incluso “El Pipo” también es el enlace para pasar la droga al área G.

Ontiveros es quien introduce la droga por el área de Carpintería, se la entrega a “El Pipo” y este a su vez se la da a un interno conocido como “Garduza”, del área G.

Ellos le llaman “contribuciones” a los pagos que tienen que hacer semanalmente, cobran entre 250 y 300 pesos por interno.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios