12 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Lo acusan de un delito que no cometió

Fue detenido el 10 de septiembre por la Policía Judicial del Estado sin orden de aprehensión.

Manifestación frente a las instalaciones del Palacio de Gobierno del Estado. (Eric Galindo/SIPSE)
Manifestación frente a las instalaciones del Palacio de Gobierno del Estado. (Eric Galindo/SIPSE)
Compartir en Facebook Lo acusan de un delito que no cometióCompartir en Twiiter Lo acusan de un delito que no cometió

Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Jorge Leyva Uscanga permanece en la cárcel desde septiembre pasado por un expediente que le fue “armado” en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), según familiares que se manifestaron la tarde de ayer, en las instalaciones del Palacio de Gobierno del Estado.

A las 13 horas, cerca de 15 personas se postraron frente a las instalaciones estatales, con pancartas y cartulinas donde exigían la liberación de Leyva Uscanga, de 25 años de edad.

Los familiares señalaron a los medios de comunicación que el joven, ex estudiante de la Universidad del Caribe, fue acusado por las autoridades judiciales por un delito que no cometió.

Lo señalaron como uno de los que participó en un robo a una casa de la Supermanzana 2A y otro robo a una imprenta de la Región 92. Dicho atraco fue cometido el 13 de agosto, ese día estaba firmando un contrato en una empresa.

El 10 de septiembre lo detuvo la Policía Judicial del Estado (PJE) en la avenida López Portillo, a la altura del 64 Batallón de Infantería, pero sin ninguna orden de aprehensión.

Lo pusieron a disposición del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) por el delito de ultrajes a la autoridad. Lo ocultaron los agentes judiciales, hasta que lograron hablar con él.

Mientras estaba detenido por el supuesto delito de ultrajes a la autoridad. La Policía Judicial, en sus supuestas investigaciones, lo involucra en los robos antes señalados.

La agraviada de dichos robos, describió a los ladrones como de 1.70 de estatura, con rasgos de la región. Leyva Uscanga, mide 1.80 de estatura, de tez blanca, delgado, pero no son las mismas características que dio la víctima de los asaltantes.

Señalaron que varias personas fueron a testificar: compañeros de trabajo y jefes, quienes declararon que él estaba trabajando cuando sucedieron los supuestos robos. Se desahogaron las pruebas, pero aún así el juez penal le dictó auto de formal prisión.

Mencionaron que hay muchas inconsistencias porque manejaron el expediente al vapor. Ahorita van a proceder a tramitar un amparo en contra del auto de formal prisión.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios