13 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Ofrecen asesorías a personas con discapacidad

El DIF de Solidaridad facilita las herramientas para lograr una enseñanza exitosa.

Los alumnos tienen que aprender a sensibilizar su tacto y hacer una imagen en su mente de lo que tocan. (Juan Cano/SIPSE)
Los alumnos tienen que aprender a sensibilizar su tacto y hacer una imagen en su mente de lo que tocan. (Juan Cano/SIPSE)
Compartir en Facebook Ofrecen asesorías a personas con discapacidad Compartir en Twiiter Ofrecen asesorías a personas con discapacidad

Juan Cano/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Para algunas personas, aprender a leer y escribir se vuelve todo un reto en la vida, y más cuando no tienen la posibilidad de ver, oír y caminar, o que las facultades mentales no son las óptimas para el conocimiento académico.

Es el caso de 33 alumnos que se instruyen en el DIF de Solidaridad y que tienen alguna discapacidad de este tipo y que acuden a recibir asesoría y conocimiento.

La lectura Braille 

Para una persona con debilidad visual, la principal herramienta es el lenguaje Braille que permite, a base de puntos, hacer una lectura de textos y mensajes con las manos.

La lectura se realiza de izquierda a derecha, con una mano ubican el renglón y con la otra se van deslizando suavemente para sentir los puntos que sobresalen del papel, explicó el profesor Luis Raúl Olivares Juárez.

Enseñan a sensibilizar su tacto 

A una persona con debilidad visual, aparte de instruirle con asuntos académicos, se le enseña a desplazarse; llegar al aula puede costarle un entrenamiento de seis meses. Se hace uso del bastón.

Los alumnos tienen que aprender a sensibilizar su tacto y hacer una imagen en su mente de lo que tocan, ya sea una textura o una palabra escrita en código Braille, para lo cual se requiere de un entrenamiento constante, que después les permitirá leer los diferentes textos que les otorga el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos.

Apoyan a las personas con debilidad visiual a realizar exámenes de alfabetización 

En el aula para débiles visuales del DIF de Solidaridad, se asesora a los alumnos para que puedan realizar sus exámenes de alfabetización. A los alumnos se les leen las preguntas y éstos van respondiendo sobre las opciones múltiples que dan los aplicadores.

En el salón hay 100 libros, aportación del INEA, para que los alumnos se capaciten en diversos temas, además se cuenta con 17 computadoras de uso común, las cuales están equipadas con un programa lector de pantallas que les ayuda, desde escuchar una página de Internet, hasta redactar algo en un programa de procesamiento de textos.

También hay hojas de cálculo, que les ayudan, a través de fórmulas, a resolver operaciones matemáticas con mayor grado de complejidad.

Algunos de los ejercicios de aprendizaje en donde se combinan las herramientas actuales -como la computadora- y la tradicional -lenguaje Braille-, consisten en que los alumnos escriban un texto en Braille y luego lo transcriban en la computadora, la cual emite el sonido de la letra que se escribe.

Este mismo sistema de escritura, con repetición de sonidos, es el que utilizan los niños con discapacidad intelectual.

Las necesidades de herramientas para la educación son mayores para los invidentes que para una persona con sordera o con discapacidad intelectual, ya que prácticamente están entrenándose para moverse, imaginando el lugar donde están, hasta resolver una suma o resta.

En una persona con discapacidad intelectual el avance del conocimiento es más lento, pero si se es constante se puede lograr que aprendan letras, números, frases y operaciones, de acuerdo al grado de complejidad de la enfermedad, comentó el profesor Olivares Juárez, quien resaltó el esfuerzo de los alumnos de aprender, y que las computadoras han hecho la tarea de enseñarles de una forma más fácil.

Para ello se utilizan tablas de Excel, relacionadas con palabras, y poco a poco van identificándolas, así como el dibujo que se les muestra, lo mismo pasa con los alumnos que tienen una discapacidad, ya que los dos, al contar con la vista, se les complica menos el uso de la computadora.

Con las personas con discapacidad auditiva se busca que entiendan poco a poco el significado de las palabras, que se relaciona con acciones completas. Pueden leer muy bien; sin embargo, en ocasiones no lo entienden, por lo que se realizan ejercicios con la computadora y con el lenguaje de señas, que es un apoyo para para que cada palabra tenga sentido en una frase.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios