21 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Sufren la temporada invernal en la colonia La Chiapaneca

Al caer la tarde, las familias que habitan en la zona encienden una fogata para subir la temperatura en sus casas.

Las familias sobrellevan el frío intenso que los vientos provenientes de la selva les acarrean durante esta temporada. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Las familias sobrellevan el frío intenso que los vientos provenientes de la selva les acarrean durante esta temporada. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Sufren la temporada invernal en la colonia <i>La Chiapaneca</i> Compartir en Twiiter Sufren la temporada invernal en la colonia <i>La Chiapaneca</i>

Abigail Becerra/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Internados en medio de la selva, habitantes de la colonia "La Chiapaneca" comienzan a sentir los estragos de la temporada invernal.

Cuando cae el atardecer y comienzan a verse los primeros destellos de las estrellas, las chozas comienzan a humear. Es el ritual que han iniciado las familias que habitan la colonia irregular “La Chiapaneca” para sobrellevar el frío intenso que los vientos provenientes de la selva les acarrean durante esta temporada.

Cristina Espinoza Moreno enciende una fogata en el centro de su casa de lámina antes de dormir noche tras noche, no le importa si el humo de la a veces verde leña impregna con sus resinas la ropa y los muebles al interior, lo importante es quitarse el frío.

“Aquí no hay casas grandes o edificios como en Cancún que nos libren del viento helado por las mañanas o por las tardes, para nosotros aquí es más difícil quitarnos el frío aunque disque estemos en un lugar de mucho calor”, compartió.

Un café muy caliente toma Luis Alfredo Tomás Enríquez cobijado con un delgado suéter, mismo que lo acompaña desde hace tres años, sale a caminar por 20 minutos antes de llegar a la “tiendita” comunitaria para comprar la lista de alimentos que le pidió su mamá. 

Cony Euan Xool de tres años de edad, aspira fuertemente para retirar de su nariz la mucosidad que genera el respirar la frescura extrema del ambiente para continuar su juego en la tierra de su patio trasero, cobijada por una pequeña manta que tenía en la espalda, un poco roída por el paso del tiempo.

Estás son algunas de las actividades cotidianas que realizan las personas de esta comunidad durante el frío y a pesar de él.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios