19 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Familias disfrutan fin de semana largo en la playa

Las buenas condiciones del clima permitieron aprovechar el día en Puerto Juárez.

Los niños disfrutaron a lo máximo del mar. (Sergio Orozco/SIPSE)
Los niños disfrutaron a lo máximo del mar. (Sergio Orozco/SIPSE)
Compartir en Facebook Familias disfrutan fin de semana largo en la playaCompartir en Twiiter Familias disfrutan fin de semana largo en la playa

Victoria González/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Ayer en la playa de Puerto Juárez, cientos de niños aprovecharon nadar, jugar y correr, pues el puente largo y las condiciones del clima caluroso permitieron que disfrutaran del mar.

Eran las 12 horas y los pequeños que se encontraban en el lugar parecieran que tenían demasiada energía para no darse cuenta del intenso sol, pues están más entretenidos por jugar con la arena haciendo castillos y sólo “enterrando los pies” como decían y darse de “chapuzones” para que el cuerpo no sienta el calor.

También te puede interesar: Cancunenses y visitantes disfrutan del fin de semana largo 

María, una menor de cuatro años, quien no sabe nadar, con su valentía y queriendo perder el miedo, decidió decirle a su padre con las pocas palabras que podía pronunciar que los salvavidas la cubrieran, pues parecía que sus ganas de entrar al mar no se le quitarían hasta estar dentro y sentir las pequeñas olas.

Al pasar unos minutos la pequeña intentó en repetidas ocasiones estar sola, pero no pudo controlar su temor por hacer el “muertito” cuando su padre la recostó de boca arriba, por lo que decidió salir del agua y dirigirse a su madre.

Otros menores que sin ánimo de quitarse del lugar, decían que están disfrutando de no ir a clase, pues les gusta mucho el mar y jugar en la arena.

A la orilla del mar los vasos desechables servían de molde para los pequeños castillos y los juguetes como cubetas y rastrillos ayudaban a las pequeñas manos para que puedan escarbar y llenar de agua los grandes hoyos que entre el sargazo fueron de los lugares preferidos de los menores.

Los padres de familia, quienes descansaban en una hamaca, y otros sentados en la sobra de las palmeras, decían que estar en un lugar como la playa reconforta las ganas de regresar al trabajo y continuar con la rutina de llevar a los niños a la escuela y después ir al trabajo y que era un día que tenían que aprovechar, pues es bueno para estar con la familia, gozar de la brisa y con una hamaca apreciar de lo hermoso del día.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios