09 de Diciembre de 2018

Quintana Roo

En el abandono zona irregular en la Región 103

Las familias argumentan que durante seis años las autoridades no se han acercado para dotarles de los servicios básicos.

Las viviendas están construidas con madera, propaganda política, cartón y láminas. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Las viviendas están construidas con madera, propaganda política, cartón y láminas. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook En el abandono zona irregular en la Región 103 Compartir en Twiiter En el abandono zona irregular en la Región 103

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Familias que viven en la zona irregular ubicada sobre la avenida Puerto Juárez, mejor conocida como Talleres en la Región 103, reclaman atención por parte de las autoridades, aseguran no han sido escuchadas.

Guadalupe Briceño tiene seis años viviendo en la zona de invasión, tiempo en el que según ella las autoridades no se han acercado a las familias que habitan el predio. En su humilde hogar viven dos menores y dos mayores de edad, ella incluida, tienen que ideárselas día a día para mantener su casa en pie, las paredes son de cartón sostenido por algunas maderas y el techo de lámina corroída por el sol.

En la zona de invasión también habita Rosa de Jesús Vázquez Albores, al igual que la mayoría de las familias de ahí, ella tiene seis años viviendo con su hermana y dos menores.

Su hogar se encuentra rodeado por estructuras de madera cubiertas con propaganda política de diversos partidos, las cuales le han servido para improvisar algunas paredes. Coincide con Guadalupe Briceño al señalar que han sentido un abandono por parte de las autoridades, pues a su parecer, seis años es demasiado para no contar siquiera con los servicios básicos como agua y luz.

En un humilde hogar, al costado del pozo donde todas las familias se abastecen de agua, vive Nazaria Velazquez Perera, quien también habita ese predio desde hace seis años.

Ella tiene dos menores en edad primaria, sus nietos, vive junto con su nuera y su esposo. La situación asegura es precaria, su esposo labora en Playa del Carmen por lo que no se ven tan seguido, así que cada semana tienen que planificar sus gastos.

Ahora con el regreso a clases la compra de útiles escolares ha golpeado su economía, pero aunque quisiera ayudar, al no tener experiencia y no ser precisamente una jovencita, es muy difícil para ella conseguir un empleo.

Lo que más la aflige es no saber si el día de mañana podrá seguir en ese predio, las autoridades no les hacen caso según comenta, en los seis años que lleva en ese lugar ha escuchado como en otros predios se han empezado trabajos de urbanización, lo que para ellos sólo es un mito.

Señala que durante el tiempo que han estado en ese sitio, diversas personas se han acercado para ofrecerles ayuda pidiéndoles pagos para la mejora del sitio. Pero a pesar de ello no ha habido mejoras, por ello es muy difícil para las familias del lugar confiar nuevamente en las autoridades o particulares. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios