12 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

¿Félix candidato?

La sola mención del ex gobernador cozumeleño Félix González Canto como posible candidato a la diputación federal provoca mareas en el Mar Caribe...

Compartir en Facebook ¿Félix candidato?Compartir en Twiiter ¿Félix candidato?

La sola mención del ex gobernador cozumeleño Félix González Canto como posible candidato a la diputación federal provoca mareas en el Mar Caribe y agita pedazos de selva con sus tucanes atolondrados. Estamos ante el político más exitoso en materia electoral, con triunfos en fila india desde que fue candidato a la presidencia municipal golondrina (1999), a la diputación federal en 2003 –aplastando a la repentina y fugaz convergente Magaly Achach Solís–, a la gubernatura en 2005 y al Senado en 2012, remolcando al inútil “Niño Verde” Jorge Emilio González Martínez.

Si el arrepentido inventor de Roberto Borge como su sucesor en la gubernatura decide participar en 2018, le aguardan condiciones tan diferentes porque lo que queda de su partido se puso a regañadientes la casaca de opositor, perdiendo el invicto en la gubernatura y en su alcaldía capitalina de Othón P. Blanco, sin dejar de incluir la adolescente presidencia municipal de Solidaridad inventada por el gobernador chetumaleño Mario Villanueva Madrid al inicio de su turbulento mandato.

Félix es un competidor de cuidado porque domina con repertorio de tahúr el capítulo más inaccesible de la política inventada y perfeccionada por el PRI, con capacidad de reacción ante escenarios imprevistos. Habría que ver si decide postularse como candidato del PRI a la diputación federal –¿qué tal la que tiene cabecera en la capital del estado?–, posición que le permitió dar el gran salto a la candidatura cumbre, bendecido por el gobernador chetumaleño Joaquín Hendricks que sacrificó –con todo el dolor de su corazoncito– al diputado federal Víctor Alcérreca Sánchez, espantado ante la amenaza del huracán “Chacho” García Zalvidea.

González Canto pretende controlar todos los hilos del partido que dirigió por decisión de Hendricks, y como tahúr sabe detectar los flancos vulnerables de adversarios que lo invocan con cada metida de pata, como la fallida alcaldesa panista cozumeleña Perla Tun Pech.

Insisto: el ex gobernador y senador priista acumula cuatro triunfos electorales consecutivos –tan sólo como candidato–, y puede crecer si sus adversarios mandan bultos a la guerra creyendo que les basta con participar para seducir a los electores, equivocación que puede ser muy dolorosa para los inflados y confiados panistas y perredistas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios