25 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Félix y las camionetas blindadas

Pocos días antes de dejar la gubernatura del estado de Quintana Roo, el aún gobernador del estado...

Compartir en Facebook Félix y las camionetas blindadasCompartir en Twiiter Félix y las camionetas blindadas

Pocos días antes de dejar la gubernatura del estado de Quintana Roo, el aún gobernador del estado, Félix González Canto, en marzo de 2011, autorizó a su administración la compra de 11 camionetas de lujo, siete de ellas blindadas, por más de 15 millones de pesos. Novedades Quintana Roo investigó esta información, que fue parte de su portada el 31 de marzo de 2011. Sin embargo, poco antes de salir a la venta el periódico, un grupo de personas que se identificaron como parte del gobierno estatal, pretendieron comprar en la madrugada todo el tiraje, para evitar que el diario que nació y creció con el estado, se distribuyera ese día. El uso discrecional de los recursos públicos y la opacidad en su manejo, fue una constante en su gobierno.

La intentona de González Canto, por impedir que el periódico Novedades Quintana Roo se distribuyera en todos los puntos de venta, tuvo un éxito relativamente parcial. Grupo Sipse, con todos sus medios, prensa escrita, periódico digital, radio y televisión, en Quintana Roo y Yucatán, respondieron denunciando el hecho durante varios días.

La información que se difundió a nivel nacional, en los principales noticieros de televisión, daba cuenta de la adquisición de las camionetas blindadas, a través de una licitación. La apertura de las propuestas económicas en la que las empresas informaron el precio de los vehículos, se había llevado a cabo el 15 de febrero de 2011. Los contratos se adjudicaron ese mismo día.

La empresa Obses de México fue a la que se adjudicó la compra de siete camionetas blindadas con un valor global de 13 millones 287 mil 517 pesos. El costo promedio por cada unidad blindada superaba en ese tiempo los dos millones de pesos. Sólo cuatro de los siete vehículos blindados tuvieron un costo de siete millones 870 mil 69 pesos.

En una entrevista posterior, a un medio local, el entonces gobernador de Quintana Roo se limitó a decir que los vehículos se entregarían al personal que estaba por iniciar sus labores en los próximos días. No hay registros de que esos vehículos se hubieran asignado a dicho personal.

Así fue Félix durante su gestión como jefe del Ejecutivo. Jamás toleró la crítica y mucho menos que los diarios ejercieran su labor de informar. Si una noticia no le gustaba, enviaba a sus testaferros a comprar todos los ejemplares de determinado diario, para que los quintanarroenses no tuvieron acceso a determinada información.

Pero si algo caracterizó a Félix Arturo González Canto, durante su gestión como gobernador de Quintana Roo (2005-2011), fue su frío carácter para conducir la política del gobierno del estado, y el manejo discrecional de las finanzas estatales, que le facilitaron vivir con holgura, en la isla de Cozumel, y adquirir propiedades fuera de México, como el departamento de Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos. Su manía por drenar el dinero público, se la heredó a su sucesor, Roberto Borge Angulo.

En su mandato, desaparecieron diarios, como La Voz del Caribe, cuyo director general, Gerardo García Sánchez, volvió a encontrar en la ubre gubernamental la forma de que el gobierno estatal le financiara, vía convenio, un nuevo proyecto, que posteriormente desaparecería: El Periódico.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios