23 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Despiden con ‘la cabeza de cochino’ la feria de El Cedral

Familias completas ataviadas con trajes típicos de la región bailaron jaranas en el último día de festejos.

Con la pista llena de jaraneros cerró la feria de El Cedral de Cozumel. (Gustavo Villegas/SIPSE)
Con la pista llena de jaraneros cerró la feria de El Cedral de Cozumel. (Gustavo Villegas/SIPSE)
Compartir en Facebook Despiden con ‘la cabeza de cochino’ la feria de El CedralCompartir en Twiiter Despiden con ‘la cabeza de cochino’ la feria de El Cedral

Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- En una gran palapa del poblado, decorada con adornos multicolores, se dieron cita familias enteras llevando consigo charolas con pan y cabezas de cerdo para cumplir la promesa y bailar la tradicional Danza de la Cabeza de Cochino con lo que concluye y clausura la Feria del poblado de El Cedral en su 168 aniversario desde que Don Casimiro Cárdenas iniciara la tradicional celebración de la Santa Cruz.

Esta costumbre de los isleños se pasa de generación en generación y es un ejemplo vivo de estas tradiciones arraigadas en las familias de este lugar del norte de Quintana Roo, es el caso de Germán García Padilla, que tras 50 años de participar en el baile y por motivos de salud, cede la estafeta a su hijo Anuar García García.

También te puede interesar: Carreras deportivas 'marcan el paso' en la Feria de El Cedral

Como ellos cientos de personas se vistieron con sus tradicionales trajeres regionales y bailaron al son de las jaranas con la música de la ‘Orquesta de Juan Torres y su Trombón de Oro’.

Con pañuelos y rebosos agitados los danzantes manifestaban su alegría por estar un año más participando en el desfile dancístico pese al calor imperante mientras que el público asistente aplaudía.

Encabezando el bailongo estaba el descendiente directo de Casimiro Cárdenas, Don Eligio Cárdenas, el Bastonero Mayor, quien se hizo acompañar por su familia, a la que, en su momento, le tocará mantener la tradición de su ancestro.

Desde bebés hasta personas de la tercera edad se dieron cita desde temprana llevando consigo las ofrendas y los estandartes que culminaban en cruces de madera adornadas con papel y cintas de llamativos colores.

Para Roberto Borge Angulo y Fredy Efrén Marrufo Martín fue la despedida en su participación como primeros mandatarios del estado y el municipio, respetivamente, y ambos coincidieron en señalar la importancia de preservar estas fiestas que son símbolo de la historia, raíces y tradiciones de la isla.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios