22 de Septiembre de 2018

Chetumal

Fertilizantes y agroquímicos ‘roban’ belleza a Laguna de Bacalar

El subsuelo absorbe los químicos que se utilizan para combatir las plagas en el sur del Estado.

Productores de maíz utilizan, al menos, 300 toneladas de fertilizantes y dos mil 400 litros de agroquímicos. (Javier Ortiz/SIPSE)
Productores de maíz utilizan, al menos, 300 toneladas de fertilizantes y dos mil 400 litros de agroquímicos. (Javier Ortiz/SIPSE)
Compartir en Facebook Fertilizantes y agroquímicos ‘roban’ belleza a Laguna de Bacalar Compartir en Twiiter Fertilizantes y agroquímicos ‘roban’ belleza a Laguna de Bacalar

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Productores de maíz del municipio de Bacalar utilizan al menos 300 toneladas de fertilizantes y dos mil 400 litros de agroquímicos para combatir el gusano cogollero, además de otra cantidad de foliares y otros tipos de insecticidas, los cuales van a dar al subsuelo y que de acuerdo a estudios de la UNAM, dichos residuos han comenzado a influir en la coloración de la Laguna de los Siete Colores.

También te puede interesar: Laguna de los Siete Colores, en riesgo de perder su tonalidad

Álvaro Ramírez Mendoza, director general de Proveedores de Granos Básicos del estado, indicó que tan sólo en el ejido Salamanca se producen mil 200 hectáreas de granos por ciclo, que junto con el ejido Vallehermoso que produce 500 hectáreas, convierten al municipio de Bacalar en el mayor productor en el estado.

Indicó que en cada uno de los ciclos de siembra, se utilizan toneladas de fertilizantes y agroquímicos que van a dar al subsuelo, pues forman parte de los insumos que se requieren para que se consiga una buena cosecha.

Estudios en el cuerpo lagunar

Desde el año 2006, científicos del Laboratorio de Ecología Bacteriana del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), han llevado a cabo una serie de estudios en el interior de la Laguna de los Siete Colores, que determinaron la necesidad de protección de los estromatolitos.

Adicionalmente, revelaron la presencia de fósforo y nitrógeno en algunas zonas del cuerpo lagunar, los cuales alimentan algas tóxicas que contribuyen al cambio de color a verde de la Laguna de Bacalar, resultados que hace un año aproximadamente se dio a conocer a las autoridades de ecología de los tres niveles de gobierno y autoridades municipales de Othón P. Blanco y Bacalar para que adopten las medidas correspondientes.

No obstante, la doctora Luisa Isaura Falcón Álvarez, investigadora titular del Instituto de Ecología de la UNAM, realizó recientes estudios al agua que confirmaron la presencia de “más fósforo del que se esperaba”, cuyo origen se relacionó con la presencia de fertilizantes químicos.

Serán estudiantes del Colegio de Bachilleres, quienes lleven a cabo un monitoreo mensual de las condiciones de cuánto nitrato, amonio, fosfato, oxígeno disuelto, demanda biológica de oxígeno, cloro, cloruro, cromo, hierro,  cobre, alcalininidad, dureza y PH hay en las aguas de la laguna de Bacalar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios