25 de Mayo de 2018

Chetumal

Fiebre mundialista atrapa la capital

A partir de las dos de la tarde algunas oficinas pararon actividades para presenciar el encuentro.

El encuentro del Tricolor contra Brasil, provocó una concentración masiva en diversos establecimientos, que concluyó con una celebración en alrededores de Congreso local. (Harold Alcocer/SIPSE)
El encuentro del Tricolor contra Brasil, provocó una concentración masiva en diversos establecimientos, que concluyó con una celebración en alrededores de Congreso local. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Fiebre mundialista atrapa la capitalCompartir en Twiiter Fiebre mundialista atrapa la capital

Harold Alcocer/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Faltaban algunos minutos para que la selección mexicana de futbol saltara a la cancha para medirse con el equipo anfitrión, entre los favoritos para quedarse con la copa del Mundial de Brasil 2014 y las mesas ya estaban dispuestas con las botanas y bebidas que decenas de comensales pidieron con toda anticipación en diferentes establecimientos donde hubiera alguna pantalla para apreciar a gusto el esperado encuentro.

En el Bulevar Bahía, muchos de estos negocios se pintaron de verde con las camisetas de la selección mexicana y para cuando comenzaron a escucharse las primeras notas del Himno Nacional Mexicano en la cancha del Estadio Castelao de Fortaleza, los meseros ya estaban trabajando a tope, llevando y trayendo bebidas, botanas, platillos y demás.

Las calles ya se habían vaciado desde poco después del mediodía y cundieron los personajes con pelucas tricolores, vuvuzelas, enormes sombreros de paja y las chicas, con diminutos playeras del equipo contrario, que poco incomodó a los seguidores del tricolor.

Y no se hicieron esperar las primeras acometidas del seleccionado azteca en el regateo del “Hermoso” Oribe Peralta, de Geovanni Dos Santos, los desbordes de Miguel Layún, con los consecuentes gritos de apoyo de la fanaticada, que de vez en  vez, tarro en mano, ahogaban exclamaciones de estupor cuando el equipo verdeamarela marchaba sobre el marco mexicano “¡ese es Ochoa! ¡portero! ¡portero..!, mientras el “Maza” Rodríguez se multiplicaba junto con Rafa Márquez en la defensa mexicana.

Redes sociales

Por ahí en alguna cuenta del Facebook, circuló el mensaje de un trabajador de la Secretaría de Finanzas y Planeación agradeciendo a su jefe haber suspendido actividades a partir de las dos de la tarde, hora en que arrancó el partido de la Selección Mexicana de Futbol.

Poco después de 90 minutos, los comensales salieron con cara de satisfacción de cada uno de los sitios elegidos para atestiguar el desempeño de los seleccionados tricolor, que consiguieron un valioso 0-0 frente a Brasil, en un muy buen encuentro deportivo.

Los festejos comenzaron poco después en los alrededores del monumento a Lázaro Cárdenas, muy cerca del Congreso del Estado y en algunos estacionamientos del bulevar, sin reporte de excesos o violencia, donde ondearon las banderas de México y se dejaron escuchar las porras y gritos de alegría de los aficionados al futbol. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios