24 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Fortalecen su amor por medio del Tai Chi

Los entrevistados mencionaron que este arte marcial les ha sido provechoso para la salud.

Las parejas participan en el grupo de Tai Chi del parque Kabah. (Francisco Gálvez/SIPSE)
Las parejas participan en el grupo de Tai Chi del parque Kabah. (Francisco Gálvez/SIPSE)
Compartir en Facebook Fortalecen su amor por medio del Tai ChiCompartir en Twiiter Fortalecen su amor por medio del Tai Chi

Licety Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Francisco Rosas Sosa y Sarah Elizabeth Cruz Murillo, este 14 de febrero cumplieron 17 años de relación, ambos practican el Tai Chi desde hace 15 años, algo que les ha servido para fortalecerse como pareja. 

A pesar de llevarse 20 años de diferencia, confiesan ser unos eternos enamorados, se complementan en las artes marciales, en la cultura y la buena comida.

Somos almas gemelas, nos conocimos en un momento de nuestras vidas muy especial y eso fue lo que no unió, además de la comunicación, soporte, comprensión y darnos cada día más amor”, dijo Rosas Sosa.

No tienen barrera con la diferencia de edad, las familias siempre los apoyaron. Ella asegura sentirse plena y feliz, pues su pareja es alguien que la apoya y la respeta, algo que admira.

Conoció a Francisco en una etapa difícil de separación de su primer matrimonio, por lo que llegó en un momento que necesitaba mucha felicidad y hasta la fecha no deja de sorprenderse con los detalles de su amado.

Dentro del grupo Tai Chi del parque Kabah, existen otras parejas como la de Patricia Casas García y Armando Pérez, quienes llevan 41 años de casados.

Hace 10 años practican esta disciplina para la sanación del cuerpo, para ellos es una terapia. Representa un logro más como pareja y han ganado en la obtención de equilibrio emocional. Lo ven como un proyecto de vida, por lo que de lunes a sábado no faltan para ejercitarse.

Lidia Aguilar Espadas y Celso Toledo Matos, con 43 años de matrimonio, confiesan que a pesar de llevar más de la mitad de la vida juntos, aún tienen mucho amor para ofrecerse.

Ella hace cuatro años descubrió el Tai Chi e invitó a su esposo que se le unió un año después por problemas que padecía al caminar. Para ellos es una felicidad y un orgullo estar unidos en vida hace más de cuatro décadas.

“Nos casamos muy enamorados y estaremos juntos hasta que Dios nos dé vida”, declararon.

Todos los entrevistados coincidieron que este arte marcial antiguo de China les ha sido provechoso para la salud. La meditación los ha ayudado a ser tolerantes con las personas y las cosas que le suceden.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios