Frenan arranque del Tren Maya en el tramo Cancún-Tulum

Se tenía previsto iniciar mañana, sin embargo, aún se trabaja en los estudios ambientales.
|
(Redacción/SIPSE)
(Redacción/SIPSE)

El programa de licitaciones públicas para el Tren Maya tenía previsto arrancar con las obras del tramo Cancún-Tulum el 25 de mayo, pero ello no ocurrirá, pues apenas se trabaja en los estudios en materia de impacto ambiental.

Luis Miguel del Villar, coordinador ambiental del Proyecto Tren Maya, explicó que se realizará una sola Manifestación de Impacto Ambiental para los tramos 4 y 5 del Tren, que van de Izamal a Cancún y de Cancún a Tulum, los cuales deberán someterse a evaluación y consulta pública ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y, una vez aprobados, se dará luz verde a la construcción de vías.

“En este momento ya estamos elaborando los estudios de impacto ambiental en el tramo 4, que es el que va de Izamal a Cancún, ya se tienen los términos de  referencia, solamente que ahora por las cuestiones de movilidad y confinamiento no han podido salir a campo”, dijo.

El procedimiento ante la Semarnat será el mismo que para un proyecto convencional: se ingresa el proyecto; se hace una publicación en prensa; luego se somete a consulta pública y una reunión pública de información para que, finalmente, se evalúe su aprobación.

En el tramo 4, dijo, se iniciarán algunos trabajos aún sin contar con la autorización de impacto ambiental, pues alegó que al igual que todo el tramo Palenque-Valladolid, el Tren pasará por un área ya impactada, que es la carretera de cuota Cancún-Mérida.

Este tramo fue adjudicado sin licitación en días recientes a la constructora ICA, debido a que es ésta la que cuenta con la concesión de la vía por los próximos 30 años.

“A lo mejor se podrán hacer algunas actividades que no requieran impacto ambiental. Es importante resaltar que pasa por una vía ya impactada, entonces eso nos facilita muchas cosas en materia de impacto, probablemente habrá muchas actividades que podamos avanzar con permisos de la Semarnat”, añadió.

Un procedimiento de autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental de una obra en Semarnat tarda en promedio de cuatro a seis meses, según los resolutivos de la dependencia en su Gaceta Ecológica.

El coordinador ambiental del Tren Maya refirió que las obras no se pospondrán hasta fin de año para el tramo Cancún-Tulum, pero no se tiene de momento fecha prevista para el arranque de los trabajos.