17 de Junio de 2018

Riviera Maya

"Fue una verdadera pesadilla"; malos tratos en hospital morelense

Walter Antonio Dzul Tilan, vivió un verdadero viacrucis al internar a su esposa en el Hospital Integral de José María Morelos.

El personal médico y de enfermería, están más pendientes de sus teléfonos celulares, telenovelas y organizando convivios, que de sus pacientes. (Carlos Yabur/SIPSE)
El personal médico y de enfermería, están más pendientes de sus teléfonos celulares, telenovelas y organizando convivios, que de sus pacientes. (Carlos Yabur/SIPSE)
Compartir en Facebook "Fue una verdadera pesadilla"; malos tratos en hospital morelense Compartir en Twiiter "Fue una verdadera pesadilla"; malos tratos en hospital morelense

Carlos Yabur/SIPSE

JOSÉ MARÍA MORELOS, Q.Roo.- Morelenses están cansados por la mala intención que presta a pacientes el personal de la clínica de la Secretaría de Salud (SESA), deberás que hay  indignación, según declaró Walter Antonio Dzul Tilan, esposo de la señora Leydi Yolanda Uc Balam que fue ingresada al Hospital por presentar amenaza de aborto tardando ocho días hospitalizada sin presentar mejoría, por lo que mejor decidí llevarla al Hospital del Seguro Social de Oxcutzcab, Yucatán donde fue atendida y 24 horas después presentaba mejoría, otra mujer con similar padecimiento que mi esposa no corrió la misma suerte, de todo esto es porque lo viví en carne propia.

"Fue una verdadera pesadilla que pase cuando el martes 5 de marzo pasado, ingrese a mi señora esposa al área de urgencias del Hospital Integral por presentar hemorragia con amenaza de abordo y durante los ocho días que estuvo internada me percate de un sin numero de irregularidades entre ellas la irresponsabilidad del personal de la clínica de SESA, pues a pesar de que la paciente cuenta con Seguro Popular hice un gasto de aproximadamente 4 mil pesos, esto debido a que nunca me proporcionaron un medicamento y solo me mandaban a comprar las medicinas por lo que puedo asegurar que el personal del nosocomio no sabe hacer su trabajo", expresó, Dzul Tilan.

Todo ese tiempo que permaneció en el hospital su esposa lo obligaron a quedarse con ella por si se presentaba alguna complicació; "pues este en realidad no fue tanto el problema, sino que en mi casa estaban solos mis otros hijos y durante esos ocho días nunca observe mejoría en la salud de mi esposa, al contrario su estado de salud empeoraba cada día que transcurría y nunca me informaron sobre la gravedad de mi esposa, pues la amenaza de aborto continuaba a pesar de estar consumiendo las medicinas que yo mismo compraba de mis propios peculios" dijo. 

"Estando todo ese tiempo en el Hospital me di cuenta de muchas anomalías, de lo que sucedía y nadie dice nada por temor represalias, además que los propios doctores del hospital me proponían en todo momento trasladar a mi esposa a la clínica particular de enfrene del hospital, de lo cual me percate que existe el trafico de pacientes" denunció Dzul Tilan.

"De todo lo anterior y viendo que mi esposa no mejoraba, pues continuaba la hemorragia, tome la decisión de llevarla al Hospital del Seguro Social de Oxcutzcab Yucatán donde de inmediato le brindaron una atención de calidad, no como la que ofrecen el personal médico y de enfermería del Hospital Integral de José María Morelos que pueden estar viendo que se muere el paciente y no les importa, pues muchos de ellos están más al pendiente de sus teléfonos celulares, novelas de televisión y otros organizando convivios y los pacientes que esperen", señalò el quejoso.

Dijo Dzul Tilan que a las 24 horas de haber internado a su esposa en el Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social de Oxcutzcab Yucatán se noto la mejoría de su esposa y el costo fue menor al que realizó en el Hospital Integral de Morelos, incluyendo el flete en vehículo particular y la estancia en la ciudad.

"Es vergonzoso, pero lo tengo que decir, en el Hospital Integral de Morelos no hay calidad humana y mucho menos hay capacidad profesional del personal, pues los médicos del Hospital del Seguro Social me indicaron que no tenían nada que ver los medicamentos que le habían recetado a mi esposa y que por eso no mejoraba su salud, por lo que también deduzco que hay negligencia medica, pues cambian a quien cambien como director los malos vicios continuaran en la clínica de SESA", finalizó Dzul Tilan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios