17 de Diciembre de 2017

Chetumal

Ganaderos de Bacalar aún no reciben pollinaza que pagaron

Hace un mes dieron mil pesos para recibir el forraje, pero la Sedaru no lo entrega.

Los productores tuvieron que conseguir el alimento por su cuenta para que los animales no murieran. (Foto: Javier Ortiz / SIPSE)
Los productores tuvieron que conseguir el alimento por su cuenta para que los animales no murieran. (Foto: Javier Ortiz / SIPSE)
Compartir en Facebook Ganaderos de Bacalar aún no reciben pollinaza que pagaronCompartir en Twiiter Ganaderos de Bacalar aún no reciben pollinaza que pagaron

Javier Ortiz / SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Los ganaderos del poniente de Bacalar, se encuentran desesperados, porque no han recibido la pollinaza que pagaron hace un mes a la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural (Sedaru) “después ya para qué?”, se cuestionan.

Román Caporalí Alvarado, delegado ganadero de la comunidad de Río Verde, comentó que desde hace un mes pagaron mil pesos por cada tonelada de pollinaza que deberían recibir por parte de la Sedaru para enfrentar la actual sequía y hasta el momento no tienen noticias de ello.

Explicó que en total les ofrecieron las autoridades de esa instancia, dos toneladas del suplemento alimenticio para su ganado, por cada uno de los 75 productores de esa comunidad, para lo cual aportaron la mitad del costo, es decir, mil pesos por cada uno de los ganaderos.

Lo anterior, tiene más de un mes, lo que hubiera servido para enfrentar la intensa sequía que enfermó a varios de sus animales y provocó la muerte de otro tanto, a pesar de ello, el apoyo ofrecido nunca llegó.

“Tenemos que vender nuestras propiedades u otros animales para alimentar los que nos quedan, pero la espera ha sido mucho y no vemos para cuándo va a llegar, mientras nuestros animales siguen su friendo”, señalaron los ganaderos de esa región.

El productor Héctor Mendoza Gasparín dijo que tuvieron que conseguir el alimento por sus cuenta en el campamento de menonitas, para lo cual tuvieron que desembolsar otro recurso de su ya desgastado bolsillo, a fin de mantener vivos a sus animales.

Señaló que la sequía que acabó con el pasto en los potreros fue atípica y se extendió más tiempo de lo normal, lo que afectó a todos los que se dedican a esta actividad, pero mayormente a los pequeños productores.

“Por lo general, estamos preparados para enfrentar la sequía cada año que dura unos cuántos meses, algunos con bebederos, otros con pollinaza, pero esta ocasión inició desde finales del año pasado y llevamos casi seis meses, no hay prevención que pueda con esto. Por eso tuvimos que recurrir al gobierno”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios