20 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Gana un viaje a Cancún: come 15 tortillas, 2 guisados y un litro de agua

Sólo dos personas lo han logrado desde que se implementó el plan en un negocio de comida.

Comensales de la Ciudad de México aseguran que no existe mejor lugar para comer porciones generosas que "El Tragadero". (Foto:Chilango)
Comensales de la Ciudad de México aseguran que no existe mejor lugar para comer porciones generosas que "El Tragadero". (Foto:Chilango)
Compartir en Facebook Gana un viaje a Cancún: come 15 tortillas, 2 guisados y un litro de aguaCompartir en Twiiter Gana un viaje a Cancún: come 15 tortillas, 2 guisados y un litro de agua

Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los propietarios del local de comidaTragadero” en el mercado Pantaco de Azcapotzalco ofrecen un fin de semana en Cancún a quien se coma 15 tortillas de 30 centímetros de diámetro, dos guisados y un litro de agua o dos refrescos de 355 mililitros.

“Son pocos los que se atreven al reto, y en 15 años dos personas lo han logrado; la promoción nació de mi padre como un chiste para incrementar sus ventas en el local y dio buenos resultados, pero lo relevante del asunto es que los platos se sirven abundantes”, comentó Pedro Ortega Morales, hijo del propietario.

También te puede interesar: Crece interés por turismo social en Cancún

El anuncio es de hace 15 años, y las dos personas que han logrado el viaje se tardaron aproximadamente dos horas en terminarse la comida, porque son platos muy bien servidos de platillos tradicionales como la pancita, sopa de médula, birria, pozole, caldo de camarón y otros más, dijo.

“El costo de un platillo es de 50 a 80 pesos y si esta incluye agua de frutas y postre sube a 100 pesos; otras promociones que se hacen son para comer gratis una semana o un mes; soy de buen comer y tampoco he logrado cumplir el reto”, señaló el entrevistado.

“Nosotros llegamos a la Ciudad de México hace más de 40 años y pusimos un local de comida en el mercado Pantaco, aquí en Azcapotzalco, pero hace 15 años se le ocurrió la promoción a mi esposo, quien falleció hace tres años, pero seguimos su tradición”, dijo Guillermina Morales de Ortega, propietaria.

Comenzamos con un local y ahora tenemos cinco, mucha gente nos conoce bien, trabajamos todo el año a excepción de las fiestas religiosas de 8 a 17 horas, de lunes a viernes, porque la comida en un negocio muy celoso, que debe ser atendido siempre.

“Pedro y yo llegamos a la Ciudad de México hace muchos años desde Michoacán, y pusimos un negocio de comida que es lo que mejor sabemos hacer, pero sobre todo es la herencia para nuestros hijos, a quienes sacamos adelante con esto”, indicó Morales de Ortega.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios