22 de Octubre de 2018

riviera-maya

Generan impacto los rescates fallidos en salvavidas

En ocasiones, a pesar de los trabajos, algunas personas pierden la vida, y los guardavidas no reciben la ayuda psicológica necesaria.

Los salvavidas en ocasiones deben afrontar que los rescates no concluyan siempre con un éxito. (Gustavo Villegas/SIPSE)
Los salvavidas en ocasiones deben afrontar que los rescates no concluyan siempre con un éxito. (Gustavo Villegas/SIPSE)
Compartir en Facebook Generan impacto los rescates fallidos en salvavidasCompartir en Twiiter Generan impacto los rescates fallidos en salvavidas

Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- Todos los días, los guardavidas de Cozumel exponen sus vidas en las playas, al rescatar a personas de la muerte, pero no reciben atención psicológica para manejar el impacto que produce un rescate fallido, que en consecuencia termina en un deceso como ocurrió la semana pasada.

Carlos Alberto Ceballos Marín, coordinador de guardavidas en la isla, recordó que el pasado 13 de mayo rescataron a tres de cinco personas que se ahogaban en la playa San Martín, en la zona oriental de la ínsula. De las dos personas que fallecieron, le tocó atender a una de ellas.

Al ser cuestionado sobre si esto le había afectado, el guardavida, quien tomó aire antes de responder, dijo que hay un sentimiento de frustración por no haber podido salvar a estas dos personas.

Se alientan para continuar trabajando

Dijo que junto a sus compañeros Denis Méndez López y Wiliam Fernando Meneses Rosado, que se involucraron en los rescates, han hablado del tema y se dan ánimos para seguir con su trabajo.

“Nos sentimos mal pero creo que hicimos lo humanamente posible... ojalá hubiéramos rescatado a todos”, expresó.

También te puede interesar: Ponen en marcha ‘Operación Salvavidas’ en la Riviera Maya

La psicóloga Erika Arizbeth Jesús Galván explicó que en este tipo de situaciones tiene que ver mucho el concepto que cada persona tiene de la muerte y, en el caso de un guardavida, su trabajo es de alto riesgo, ya que al momento de iniciar un rescate pone en peligro su vida para salvar la de otra.

Puntualizó que el tener los conocimientos y las capacidades para llevar a cabo esta labor no garantiza que cada salvamento será un éxito.

Expuso que los guardavidas que se involucraron en este episodio deben pensar que hicieron todo lo que estuvo a su alcance para evitar la muerte de una persona.

Ardúa labor de los guardavidas

“Él no es responsable de esa muerte porque hizo lo necesario”, puntualizó; y comparó el trabajo con el de un cirujano, pues tienen en sus manos la vida de una persona, pero existe riesgo de que fallezca por diferentes causas.

Una estrategia para minimizar la posible afectación psicológica es la llamada “sesión de coro de voces”, en la que no necesariamente se necesita la intervención de un especialista; consiste en hablar del suceso entre los involucrados para apoyarse mutuamente y se retroalimenten, puntualizó.

Si no lo logró y siente una sensación de frustración acompañada de ansiedad, falta de sueño, angustia o cambian su rutina de vida; entonces, aplica la ayuda profesional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios