25 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Gente responde a comedor comunitario

El centro alimentario de la Cruzada contra el Hambre funciona al 100% de su capacidad.

El comedor comunitario de la Secretaría de Desarrollo Social ha sido recibido con beneplácito por los habitantes de Puerto Aventuras. (Juan Cano/SIPSE)
El comedor comunitario de la Secretaría de Desarrollo Social ha sido recibido con beneplácito por los habitantes de Puerto Aventuras. (Juan Cano/SIPSE)
Compartir en Facebook Gente responde a comedor comunitarioCompartir en Twiiter Gente responde a comedor comunitario

Juan Cano/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- El comedor comunitario ubicado en la delegación de Puerto Aventuras, que es parte de la Cruzada Nacional contra el Hambre de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), está en funcionamiento y al 100% de su capacidad. Los pobladores han admitido positivamente este proyecto, el cual apoya a ciudadanos con desayunos y comidas por un costo de recuperación de 10 pesos.

La delegada municipal, Olivia Zamudio Escobar, explicó que la conformación del comité vecinal ha tenido gran participación de los ciudadanos de la demarcación, ya que inclusive han reportado lista de espera para ser voluntarios, quienes no reciben ningún pago por los servicios, y en compensación tienen derecho a llevar a dos miembros de su familia a comer.

Los comedores comunitarios son parte de la Cruzada Nacional contra el Hambre del Gobierno de la República y son administrados por un comité vecinal integrado por 20 voluntarias, que son las que se encargan de preparar los alimentos; ahí se sirve desayuno y comidas, dejando de funcionar a las 3 de la tarde.

Para que entrara en funcionamiento el comedor, existió una capacitación por parte del personal de la Secretaría de Marina Armada de México, quienes instruyeron a los voluntarios sobre la preparación de las raciones y el aprovechamiento de insumos para evitar desperdicios de comida y que el lugar cumpla con su cometido.

El objetivo es mejorar la situación nutricional de niños y niñas menores de 11 años de edad, mujeres embarazadas o en lactancia, personas con alguna discapacidad, adultos mayores y aquellos que determine el comité del comedor comunitario por su condición de pobreza y de carencia de acceso a la alimentación.

Zamudio Escobar comentó que el costo de 10 pesos que tienen los alimentos es el precio máximo que se les permite cobrar y que con los recursos que se obtienen se pagan insumos como el gas, la energía eléctrica y el agua, así como de alimentos perecederos con los cuales se preparan los platillos.

El comedor comunitario es abastecido mensualmente por Diconsa con carne, huevo y sardina, entre otros productos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios