21 de Agosto de 2018

Riviera Maya

Los colocaron para recuperar arenales, pero hacen lo contrario…

Ambientalistas señalan que los geotextiles que algunos hoteles instalaron modifican el ecosistema marino.

Ambientalistas reponsabilizan a los geotubos de la erosión que hay en la costa de Playa del Carmen. (Octavio Martínez/SIPSE)
Ambientalistas reponsabilizan a los geotubos de la erosión que hay en la costa de Playa del Carmen. (Octavio Martínez/SIPSE)
Compartir en Facebook Los colocaron para recuperar arenales, pero hacen lo contrario…Compartir en Twiiter Los colocaron para recuperar arenales, pero hacen lo contrario…

Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Pese a que en 2009 la Comisión Federal de Electricidad (CFE) argumentó que los geotextiles provocaron parte de la erosión que dio pie a la recuperación de playas del 2010, esas estructuras han vuelto a colocarse. 

Eso lo constataron ambientalistas y pescadores, quienes con base en estudios realizados señalan que estas estructuras han modificado las corrientes marinas, ocasionando la erosión en buena parte del litoral de la Riviera Maya.

Laura Patiño Esquivel, presidenta de organización ecologista Moce Yax Cuxtal, informó que junto con pescadores preparan una serie de documentos para frenar más permisos de este tipo, pues en un recorrido realizado el pasado martes, documentaron cómo los geotextiles que funcionan como escolleras han aumentado en la parte norte. 

También te puede interesar: La superluna erosionó más las playas del centro 

“Afecta al pasto marino y afecta a un montón de factores. Con los geotextiles nada más quieren solucionar sus problemas pero sin pensar en los demás y pensamos igual que los pescadores, que estos geotextiles modifican la corriente y causan los estragos como falta de playa”, externó Patiño Esquivel. 

Informó que el pasado martes se reunieron varios representantes del sector turístico y decidieron manifestar una postura ante las autoridades para evitar que se sigan colocando geotextiles frente a los centros de hospedaje; cuyo fin es actuar como escolleras.

Según manifiestos de impacto ambiental de centros de hospedaje que han solicitado permisos ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para colocarlos, estos cumplen la función de recuperar arenales en sus frentes de playas, lo cual logran a través de la desviación de las corrientes marinas. 

Sin embargo estas acciones son en detrimento del ecosistema, sentenció José Gómez Burgos, secretario de la cooperativa turística del Mar Caribe, quien ha documentado la erosión de la playa El Recodo, cuyas dunas han desaparecido desde que el hotel Porto Real empezó a colocar estas estructuras hace casi cinco años.

“Ocasionan una erosión por el comportamiento de las corrientes que hay en la costa, es algo que no estamos inventando, es algo que se puede constatar físicamente en los espacios aledaños donde se tiene este material y donde inmediatamente hay un desgaste de la costa”, expresó Gómez Burgos.

Manuel Paredes Mendoza, director de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, se negó a abundar más del tema.

“Creo que la legislación es muy clara, si tú quieres hacer una obra que tenga que ver con recuperación o mantenimiento de las áreas costeras, tendrás que tener los permisos necesarios de los tres niveles de gobierno”,  sostuvo el hotelero. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios