21 de Junio de 2018

Quintana Roo

Gobiernos anteriores simularon atención a víctimas (video)

Félix y Borge gastaron 10 millones de pesos en un centro para mujeres que nunca funcionó.

Compartir en Facebook Gobiernos anteriores simularon atención a víctimas (video)Compartir en Twiiter Gobiernos anteriores simularon atención a víctimas (video)

Rubi Velázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los exgobernadores Félix González Canto y Roberto Borge Angulo gastaron 10 millones de pesos en la construcción del Centro de Justicia para Mujeres (CJM) y el Centro de Atención a Víctimas de Violencia Familiar, pero dicha obra no fue aprobada por el gobierno federal, lo que provocó que al menos seis mil 500 mujeres víctimas de violencia física, sexual, económica y psicológica, entre otras, no recibieran una atención integral adecuada, y ahora la actual administración busca otros 10 millones de pesos para concretar dicho proyecto.

El proyecto se dio a conocer en 2010 y contó en un inicio con un presupuesto de dos millones de pesos, de la administración de González Canto, con el cual se harían adecuaciones al espacio donde anteriormente se encontraban las instalaciones de la agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), en la Región 94, hasta contar en el lugar con un CJM y un Centro de Atención a Víctimas de Violencia Familiar, publicó Novedades Quintana Roo el 18 de enero de 2015.

También te puede interesar: A la deriva la operatividad del Centro de Justicia para la Mujer

La construcción concluyó en 2015, pero el lugar nunca contó con los requerimientos solicitados a nivel federal para el resguardo y atención de este sector, aún cuando se le inyectaron al proyecto ocho millones de pesos más durante el gobierno de Borge. 

Actualmente el lugar está abandonado y después de siete años de omisiones y falta de compromiso de las dos pasadas administraciones estatales para atender la violencia de género, Cancún permanece sin un Centro de Atención a Víctimas de Violencia, a pesar de la inversión en una estructura que funge como elefante blanco, señalaron organismos civiles locales que trabajan en beneficio de este sector de la población y en busca de que sea emitida la alerta de género en Quintana Roo.

Fallos en la estructura que frenaron su operación

Desde su planeación ya se trataba de un proyecto fallido, ya que a nivel estatal y municipal no siguieron las especificaciones dadas a nivel federal, y necesarias para funcionar como Centro de Justicia para Mujeres, dijo Eva Aguilar López, presidenta del Consejo Estatal de Mujeres en Quintana Roo y líder del Grupo de Trabajo de organismos civiles local en busca de la Alerta de Género en el estado.

A nivel nacional existe un modelo específico para la construcción de estos lugares, replicado en cada estado, de modo que al no contar con las adecuaciones y condiciones necesarias, el proyecto fue retrasado y tiempo después frenado en su totalidad, sin realizarse ninguna otra adecuación desde 2015.

Lo anterior se debió a una visita de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Conavim), en donde resaltó muchas de las deficiencias del lugar, entre ellas el no contar con un área donde la víctima no tenga contacto visual con su agresor, así como la necesidad de adecuar zonas para los detenidos, salas de juicios orales y zonas de lactancia, como se especifican en los modelos aprobados a nivel federal.

La violencia de género ha rebasado al gobierno

“No existe en Cancún un lugar donde una víctima pueda ser protegida, no refugiada, sino protegida por medio de un proyecto integral, en donde estén en conjunto organismos, dependencias e instituciones, a pesar de que ya es una necesidad”, señaló. 

Son 15 organismos que conforman el Grupo de Trabajo Local y la mayoría de estos coinciden en que la violencia de género es una problemática social que ha rebasado a organismos y dependencias, este es el caso de la Conavim, la cual no ha emitido la alerta, a pesar de las cifras de víctimas en este y otros estados de la república.

Señalaron también que de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Seguridad, en un año se presentaron 908 víctimas de violencia en el Hospital General de Cancún y que estos son sólo algunos casos, ya que aún hay otras dependencias que mantienen en resguardo mayor información.

Proyecto en puerta, pero aún sin pies ni cabeza

Se sabe que actualmente el gobierno estatal está gestionando o cuenta ya con un presupuesto de alrededor de 10 millones de pesos para la creación de un CJM y un Centro de Atención a Víctimas de Violencia Familiar, sin embargo, mantienen el tema bajo resguardo, señalaron asociaciones civiles.

Sin embargo, un hecho es que el espacio ubicado en la Región 94, sobre la avenida Miguel Hidalgo (Ruta 5), no cuenta con la estructura requerida para ser aprobada a nivel federal, de modo que la instancia de apoyo integral, tendría que ser construida en otro sitio y apegada al modelo arquitectónico que solicita el federal.

Por todo lo anterior, los organismos exhortan a las dependencias de gobierno a trabajar de la mano y en conjunto con ellos, ya que sólo de esa forma se podrá brindar una atención integral a las mujeres y acabar con el círculo de violencia.

Caso de violencia 

Para Victoria, el amor y estabilidad que le daba Juan, su pareja, durante el noviazgo, no duró ni seis meses después de comenzar una vida bajo el mismo techo que comenzaron las agresiones: primero gritos, amenazas y golpes, incluso cuando a tenía tres meses de embarazo de su tercer hijo.

Ahora siete años después tras recibir golpes que la llevaron al hospital y con riesgo de perder al bebé que trae en su vientre, necesita apoyo y tranquilidad para ella y sus tres hijos.

Riñas, así como algunos empujones y gritos subieron de tono con el paso de los años y a pesar de que había meses de paz, era mayor el tiempo en guerra, hasta llegar al miedo y rencor que la orillaron a escapar y refugiarse con una amiga en lo que encuentra un hogar.

“Fue culpa mía que se alterara, es lo que pensaba mientras que él gritaba y golpeaba la cama”, sin embargo, al aparecer la sangre y el miedo la mantenía cautiva y sin ganas de que él se alterara más y golpeara sus hijos.

“Ahora no pienso en lo perdido, sino en todo lo que ganaré a estar lejos de él, sobre todo al garantizar una vida sin violencia para mis hijos, eso hace que valga la pena todo”, dijo.

La mujer está consciente de que no será fácil, pero está dispuesta a recibir apoyo psicológico y asesoría legal en caso de ser necesario y asegura que el contar con un Centro de Atención integral a Víctimas facilitaría el que las mujeres tomaran la decisión de una vida sin violencia.

(Foto y video: Luis Soto)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios