24 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Golpe de estado en el PRI

Con un acto de guerra realizado en Felipe Carrillo Puerto, corazón de la zona maya, el diputado federal y ex “delfín” de Roberto Borge Angulo, José Luis “Chanito” Toledo, junto con el astuto ex dirigente Tricolor, Carlos Cardín Pérez, se lanzaron a la yugular del aún líder del partido en el estado, Raymundo King de la Rosa.

Compartir en Facebook Golpe de estado en el PRICompartir en Twiiter Golpe de estado en el PRI

Con un acto de guerra realizado en Felipe Carrillo Puerto, corazón de la zona maya, el diputado federal y ex “delfín” de Roberto Borge Angulo, José Luis “Chanito” Toledo, junto con el astuto ex dirigente Tricolor, Carlos Cardín Pérez, se lanzaron a la yugular del aún líder del partido en el estado, Raymundo King de la Rosa, exigiendo de manera abierta y urgente su salida para abrir paso a una renovación del PRI estatal.

El evento no pasó desapercibido para nadie, pues reunió a algunas figuras importantes del Tricolor, entre ellas el ex gobernador Jesús Martínez Ross, la ex diputada federal chetumaleña Lizbeth Gamboa Song, y ex funcionarios como Juan Pedro Mercader, Pedro Ramón Peña Xicum y Víctor Viveros Salazar, que se sumaron a esta ofensiva contra King de la Rosa.

El “caudillo” elegido para liderar la revuelta fue Chanito Toledo, quien es, sin lugar a dudas, el priista que ostenta el mayor respaldo en simpatías, tanto dentro del partido, como con la ciudadanía, pues ha sido un exitoso candidato en cada elección en la que ha participado.

A pesar de que la sombra de Borge lo persigue –fue uno de sus consentidos, y su candidato a sucederlo en el poder–, Chanito Toledo es uno de los priistas más acreditados, razón por la que el discurso que pronunció en Felipe Carrillo Puerto caló hondo, pues no dejó títere con cabeza.

La radical postura de Chanito Toledo no fue bien vista por el delegado del CEN del partido en Quintana Roo, Manuel Andrade Díaz, quien a través de un comunicado reprobó la acción de estos priistas insurrectos y amenazó con expulsarlos si no se disciplinan, lo que evidentemente no ocurrirá, porque Chanito y varios de los golpistas son figuras hechas, con peso específico, que serían bien recibidas en otros partidos.

La fractura en el PRI es irreversible. Las cartas ya fueron mostradas y quien lleva las de perder es Raymundo King, que de seguirse aferrando al cargo arrastrará al precipicio que le espera lo que queda de su partido.

Porque el Tricolor está en el peor momento de la historia, vapuleado y con escasas esperanzas de rescatar algunas migajas en las elecciones de 2018 en Quintana Roo, pero si se desata una guerra interna por el control del partido esas pocas esperanzas se esfumarían de golpe.

Si la lógica impera, el PRI nacional debe intervenir de inmediato para sacar de la ecuación a Raymundo, cuya permanencia en el liderazgo ha sido un factor negativo para el partido, que sigue maltrecho por el daño recibido en el último proceso electoral. No hay de otra.

                                                           El rebote

Walter Can, periodista de la zona maya, escribió en su muro de Facebook: “Apa', ayer PRIISTAS se rebelaron. ¿los PERREDISTAS en contra de Emiliano, pa' cuando?”

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios