26 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

“Vivimos entre el agua putrefacta”

Los habitantes del poblado de Cobá que están en riesgo de salud pública piden apoyo a las autoridades.

Los habitantes llevan dos meses viviendo con las inundaciones. (Rossy López/SIPSE)
Los habitantes llevan dos meses viviendo con las inundaciones. (Rossy López/SIPSE)
Compartir en Facebook “Vivimos entre el agua putrefacta”Compartir en Twiiter “Vivimos entre el agua putrefacta”

Rossy López/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Como resultado de las constantes lluvias de la actual temporada, las aguas verdes estancadas desde hace más de dos meses en un vasto sector habitacional, comercial y turístico del poblado de Cobá, de acuerdo a los propios vecinos, se ha convertido en un gran criadero de moscos, tan es así que muchos niños se han contagiado con enfermedades como el dengue. “Lo que sea, pero urge que las autoridades hagan algo por nosotros, vivimos entre el agua putrefacta”, dijo María Victoria Canché Chulim.

Al igual que la señora Victoria, Don Justino Xooc Cauich dijo que la tremenda inundación de este vasto sector de la población, la cual ya subió cuando menos metro y medio y que combinada con los desechos orgánicos, representan un “foco de infección” para las más de 50 familias que habitan este asentamiento. “Seguimos esperando los apoyos prometidos por las autoridades, sin embargo, nadie se acerca a pesar que necesitamos despensas y un lugar donde dormir sin sufrir las picaduras de mosquitos”.

“Estamos en un riesgo de salud pública por el  problema de las aguas estancadas, así como está, llevamos más de dos meses, a las autoridades esto no les interesa a pesar que se puede convertir en un factor de riesgo, en esta zona están brotando millones de mosquitos que son portadores de alguna enfermedad, como el dengue, de hecho dos niños ya fueron ingresados por esta enfermedad, urgen programas de fumigación”, dice Ernesto May Fuentes, delegado del poblado de Cobá.

En este sector del poblado de Cobá, que es la más afectada, unas 50 viviendas quedaron desde hace dos meses bajo las aguas por las constantes lluvias que desde ese tiempo han estado cayendo. “Son como 20 comercios y 50 viviendas que están inundados, entre el agua que subió más de metro y medio, es urgente que las autoridades hagan algo al respecto, estamos ya ante un problema de salud pública”, dijo el líder natural de la comunidad, Eusebio Chimal May.

“Los daños materiales son cuantiosos, los comercios y casas, con metro y medio de agua adentro ya no servirán después que todo vuelva a la normalidad que podría ser hasta el mes de mayo, las autoridades de los tres niveles de gobierno deben de conjuntar esfuerzos y sacarnos de este problema que económicamente y en materia de salud, nos están afectando”, enfatizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios