20 de Agosto de 2018

Opinión QRoo

Compensación Económica bajo el régimen de Separación de Bienes

El contrato de matrimonio tiene dos tipos...

Compartir en Facebook Compensación Económica bajo el régimen de Separación de BienesCompartir en Twiiter Compensación Económica bajo el régimen de Separación de Bienes

El matrimonio es la unión de un hombre y una mujer con el propósito de realizar comunidad de vida, con respeto entre ambos, igualdad y ayuda mutua, con la posibilidad de procrear hijos y que se deriva de un acto jurídico solemne que debe celebrarse ante el Juez del Registro Civil y con las formalidades que estipule el Código Civil. El matrimonio en México se lleva a cabo bajo dos tipos de contratos: 1. Por Separación de Bienes o 2. por Sociedad Conyugal.

La primera se constituye al permanecer individualizado el patrimonio de los cónyuges antes y durante el matrimonio, en este régimen los cónyuges conservan: propiedad y la administración de los bienes que les pertenecen, sueldos y ganancias que obtuvieron por servicios profesionales, por el desempeño de un empleo o por el ejercicio de una profesión, comercio o industria.   La segunda se forma entre dos personas y nace en razón del matrimonio, en este el patrimonio está integrado por activos y pasivos destinados a repartirse entre los cónyuges por partes iguales al momento de la disolución de la sociedad.

El estar casados por el régimen de separación de bienes no libera a ninguno de los cónyuges de la obligación de contribuir al sostenimiento de las cargas económicas familiares; uno lo puede realizar por medio de la contribución económica; el otro puede contribuir de manera no monetaria mediante el desempeño en el hogar y el cuidado de los hijos.

El artículo 267 del Código Civil del Distrito Federal, en su numeral 6 establece: “En el caso de que el régimen sea de separación de bienes, pero uno de los cónyuges se haya dedicado al hogar de tal manera que no pudo adquirir bienes o fueron muy limitados, el cónyuge que sí trabajaba deberá de compensar con hasta el 50% del valor de lo adquirido durante el matrimonio por el trabajo desempeñado en el hogar.”

 La decisión del régimen matrimonial es una decisión conjunta, sin embargo, hay que tener en mente que el amor no dura para siempre, hay que pensar con frialdad antes de tomar la decisión y considerar que en toda unión existe una posibilidad de separación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios