Ven acceso fácil al lavado de dinero a través de smartphones

Los usuarios corren alto riesgo de ser victimas de delitos cibernéticos, con el uso de la banca electrónica.

|
Actualmente, los usuarios de banca electrónica a través de dispositivos móviles, se vuelven un blanco perfecto para los hackers. (Israel Leal/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Un teléfono inteligente es el blanco para lavar dinero, algo difícil de detener si los usuarios no tienen cuidado en proteger sus transferencias bancarias a través de los mismos.

La tecnología lleva un ritmo acelerado que no permite a las instituciones desarrollar protección ante los fraudes, lavado de activos y financiamiento al terrorismo, detalló Jorge Guerrero, presidente de Optima Compass Group, quien ve el uso de los dispositivos móviles y la banca electrónica con un alto riesgo para delitos cibernéticos.

Revelan datos personales en redes sociales

Durante su participación en la octava conferencia anual Latinoamericana sobre Antilavado de Dinero y Delitos Financieros que organiza la Asociación de Especialistas Certificados de Antilavado de Dinero, en Cancún, detalló que cada sistema operativo tiene un riesgo diferente, siendo Microsoft el más vulnerable. En ellos las personas a través de las redes sociales informan datos personales como nombres de familiares, mascotas y fechas importantes que son las contraseñas de sus aplicaciones financieras, las cuales terminan siendo hackeadas para el lavado del efectivo de una manera sencilla.

Hackean desde una conexión pública

Existe un delito en el que a través de conexión pública, los hackers obtienen las claves interbancarias sólo con ver el movimiento de los dedos, incluso a una distancia de un cuarto de milla. Usan la red para detectar los canales y obtienen los accesos, y de esa manera hacer fraudes con las cuentas. Actualmente, los dispositivos móviles no siempre están a nombre de alguien, lo que los vuelve más “riesgosos” y un blanco perfecto.

En la actualidad, el 80% de los usuarios no utilizan los servicios de la banca electrónica, pero lo terminarán haciendo y el reto es que el país cuente con un sistema bancario eficiente que aporte mecanismos que impidan delitos como el lavado de dinero.

Cargando siguiente noticia