15 de Agosto de 2018

Escena

Sebastián Rulli, en ‘Hasta que la boda nos separe’

El famoso actor comparte escenario con las actrices Ana Bertha Espín y Verónica Jaspeado.

La presentación de la puesta en escena fue la tarde del jueves. (Jocelyn Díaz/SIPSE)
La presentación de la puesta en escena fue la tarde del jueves. (Jocelyn Díaz/SIPSE)
Compartir en Facebook Sebastián Rulli, en ‘Hasta que la boda nos separe’Compartir en Twiiter Sebastián Rulli, en ‘Hasta que la boda nos separe’

Jocelyn Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La tarde del jueves se llevó a cabo la presentación de la puesta en escena “Hasta que la boda nos separe”, en la que Sebastián Rulli, Ana Bertha Espín y Verónica Jaspeado recrean una típica situación social de una manera amena y llena de humor. Una mujer a punto de cumplir los 30 decide casarse con el primer hombre que le propone matrimonio para no quedarse solterona, sin importar que este sea pobretón, obviamente la familia de ella de buena posición económica no lo concibe y entre los preparativos de la boda y la lucha de la madre por impedirla, el público asistente no paró de reír y aplaudir el talento y la biz cómica de estos grandes actores.

También te puede interesar: Anuncian la obra ‘Hasta que la boda nos separe’

En esta puesta podemos ver a un Sebastián Rulli humilde, mal hablado y de poca clase, pero sexi y encantador en el papel de Miguel López, la chica fresa que no quiere ser una quedada ante sus amigas criticonas es Jessica, interpretada por Verónica Jaspeado, quien lleva la comedia de una manera espectacular y se avienta frases maravillosas como “más vale bien divorciada que bien quedada”, alegando a su madre que el día más feliz de su vida será el día de su boda, más no el matrimonio, y “la boda dura un día, desgraciadamente el matrimonio toda la vida”, frases que tuitea en cada oportunidad y la gran actriz Ana Bertha Espín, quien se lleva la noche como la madre de Jessica, doña Romi Greis, una mujer de “alcurnia” que busca lo mejor para su hija y trata de comprar al novio para que no se casen; sin embargo, esconde un oscuro pasado que al revelarlo se lleva la noche con aplausos de pie.

En entrevista exclusiva para Novedades Quintana Roo, Sebastián Rulli platicó lo feliz que se siente de compartir escenario con dos excelentes actrices y la buena mancuerna que han logrado durante la gira de la obra “Hasta que la boda nos separe” que comenzó el pasado 21 de febrero en la ciudad de San Luis Potosí y ha recorrido ya varios estados de la República Mexicana.

“”Estamos disfrutando muchísimo esta producción, es una historia en la que todos los días descubrimos cosas nuevas, de la mano de Verónica Jaspeado y Ana Bertha Espín, dos grandes amigas, actrizasas con las que se disfruta muchísimo el trabajo. La primera funciones uno está un poco tenso porque estamos reconociendo las palabras, las frases, cómo le llegan al público, como las van sintiendo y vamos encontrando el ritmo, las primera y la segunda las sufres pero luego ya se hace una sinergia con el público, uno reacciona según lo hace el público, la obra está muy divertida y lo importante es que se diviertan mucho y tal vez algunos hasta se identifiquen con la situación”, dijo.

Acerca de su personaje Miguel López, Sebastián confesó no tener casi nada de él, ya que sabemos que siempre ha sobresalido por ser un actor muy trabajador, “Miguel López es mi antítesis, es un holgazán, cero ambicioso, no le importa más que existir y hacer lo menos posible, se enamora de la hija del dueño de donde trabaja y ve esto como una salida para tener quien lo cuide, quien le dé de comer, porque siempre fue un hijo de mamá que no sabe hacer nada, como dicen en argentina, un chanta, ella es una mujer que se acerca a los 30 años y está presionada socialmente y no se quiere quedar, entonces es el primero que quiere casarse, ella dice va, pero la familia se opone rotundamente y de ahí se generan situaciones muy chistosas”, puntualizó.

Por su parte la actriz Verónica Jaspeado, aseguró que cada vez que viene a Cancún recarga energía y es la misma que transmite a su público en cada función.

Cuando venimos a Cancún es una delicia, cuando ves el mar siento que tu alma sonríe, este es un lugar privilegiado y toda esa energía se le transmite a la gente que vive acá, es una bendición estar aquí y más con una obra como esta”.

Verónica da vida a Jessica, quien siente que se está quedando solterona, por lo que decide casarse con el primero que se lo propone, al respecto señaló que es muy diferente a su vida real.

Jessica tiene de mil formas, maneras de ser, en realidad en cuanto al pensamiento, a las creencias de esta chava no tenemos tanto en común, Jessica es una mujer que está convencida que casándose va a ser feliz, yo no, lo entiendo y lo puedo interpretar pero al final esas ideas, hay mujeres que no las tenemos arraigadas, pero que de alguna manera la sociedad te empuja. Para mí el matrimonio es el símbolo, un poco de la celebración del compromiso idealmente hablando, pero puede haber el compromiso sin boda y boda sin compromiso”.

Sus proyectos laborales en pausa

“Ahorita estoy solo con esta obra de teatro, nos tomaremos un brake en Semana Santa y después retomaremos la gira. Terminamos con “Un papá a toda madre” y nos ligamos con la gira de teatro. Queremos agradecer a la gente que estuvo en las funciones, no tienen idea del alimento que es para el actor ver que se la están pasando bien, es una excelente sinergia porque nosotros estamos haciendo una parte en el escenario y el público completa el ciclo que es el teatro en sí, es bellísimo”, finalizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios