20 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Un alto honor gobernar Benito Juárez

Gobernar Benito Juárez, igual que cualquier municipio de Quintana Roo, no es un juego.

Compartir en Facebook Un alto honor gobernar Benito JuárezCompartir en Twiiter Un alto honor gobernar Benito Juárez

Gobernar Benito Juárez, igual que cualquier municipio de Quintana Roo, no es un juego. No es un cargo para inaugurar establecimientos comerciales ni para tener vacaciones con todo pagado. Es un alto honor y una gran responsabilidad frente a cada benitojuarense y frente al país porque Cancún es el icono de Quintana Roo, que a su vez es el principal destino turístico de México y de Latinoamérica.

Así que para la siguiente jornada electoral exijamos a los partidos políticos que lleven a la contienda a personas con la capacidad necesaria para desempeñar el cargo.

No peco de ingenua, amable lector. Me queda claro que no es su prioridad pero, ¿entonces qué? ¿Lo dejamos pasar? ¡No! Desde cualquier trinchera tenemos la obligación de manifestarnos para que quienes se encuentran en esas oscuras cúpulas de los partidos sepan que no estamos dispuestos a perder más tiempo por malas decisiones porque de ello depende nuestra vida en sociedad, el estado de los servicios que son responsabilidad del gobierno municipal, la seguridad, el transporte… ¡Tanto en juego!

¿Qué debemos esperar de quien pretenda ganar la presidencia municipal? Que sea una persona digna del cargo, preparada, con sólidos principios éticos y morales, que haya demostrado que sabe de estrategias para hacer crecer organizaciones y guiar equipos para lograr alianzas. Que sepa lidiar con la presión que significa el ejercicio de la autoridad y la atención a los reclamos sociales, de manera imparcial.

Que actúe con transparencia e informe periódicamente a la ciudadanía avances y pendientes. Que entienda de la sana relación que puede existir entre inversión y protección al medio ambiente; que a cada paso piense en todos los sectores de la sociedad y sí esté dispuesta a hacer lo que en sus manos esté para la seguridad de los ciudadanos. Al menos, claro.

De mi bodeguita

Se acercan las posadas, los regalos, los buenos deseos. Hagamos de estos días el preludio de un año en el que cada jornada termine llena de satisfacciones por lo que hicimos por nosotros, por nuestros seres queridos y por alguien más, que al fin y al cabo todo lo bueno regresará.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios