15 de Octubre de 2018

Opinión QRoo

¡Arróbelas!

¡Qué viva la libertad de expresión! ¡Que vivan los espacios en los que sea posible compartir coincidencias...

Compartir en Facebook ¡Arróbelas!Compartir en Twiiter ¡Arróbelas!

¡Qué viva la libertad de expresión! ¡Que vivan los espacios en los que sea posible compartir coincidencias y diferencias! Pero hagámoslo respetuosamente, ¡seamos serios! En particular en las redes sociales en las que tantas personas viven sin revelar su identidad y se dedican a denostar, generar rumores y con frecuencia a destruir reputaciones con la mano en la cintura.

De esos ni hablar, es suficiente con revisar su perfil y dos o tres publicaciones para darnos cuenta de si vale la pena hacer caso de sus dichos. Generalmente no.

Sin embargo a los que sí hay que prestar un poco de atención es a quienes tienen un perfil con nombre y apellido y que aprovechan su, quizá, popularidad para denostar, criticar o acusar a través de las redes sociales pero sin hacerlo directamente.

Quienes tenemos un perfil con nombre y apellido estamos obligados a ser claros y no andarnos por las ramas. No se vale publicar y salir con un “#EnriqueP”, “Juan N” o usar una fotografía en la que claramente se ve a las personas a las que se critica pero no se les menciona. ¡No tenga miedo, arróbelas!

Seamos directos, opinemos, critiquemos, sí, pero desde la razón, no desde el hígado. Propiciemos el intercambio de opiniones. Para eso estamos en redes sociales, ¿no? Para eso nos atrevemos a emitir juicios de valor. Entonces aceptemos las consecuencias, mantengamos una imagen verosímil en vez de ser sombras pululando en la red. A pesar de la crítica seamos de una sola pieza y no nos escudemos detrás de hashtags, nombres incompletos o fotos sin etiquetar.

Especialmente ahora que avanza un proceso electoral cuyo nivel desafortunadamente no va a mejorar, debemos prepararnos para más noticias llenas de conspiradores, defraudadores y traidores… Las redes sociales vuelven a jugar un papel determinante al proveer de información de todo tipo. Será muy desgastante si nos dejamos llevar. Seamos responsables. Ni creer todo, ni compartir ni todo, ni hacerle segunda a quienes tiren la piedra y escondan la mano.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios