17 de Octubre de 2019

Opinión QRoo

Uber, el regreso

Hace unos meses, amable lector, le escribí en este mismo espacio que aun cuando...

Compartir en Facebook Uber, el regresoCompartir en Twiiter Uber, el regreso

Hace unos meses, amable lector, le escribí en este mismo espacio que aun cuando unos cuantos políticos interesados no en el bien común, ni en el desarrollo del estado, sino en su muy -pero muy- particular beneficio, votaron en contra de nuestro derecho a elegir, algún día llegaría la libertad. Aun cuando con su manita en la cintura establecieron que lo mejor para nuestra vida es contar únicamente con el Sindicato de Taxistas, nada es eterno. Tenemos derecho a elegir y eso tarde o temprano va a suceder.

Se ve cerca: El 5 de diciembre de 2018 un juez federal otorgó una suspensión definitiva de varios apartados de la Ley de Movilidad de Quintana Roo, con lo que el servicio de plataformas como Uber deberá considerarse un servicio privado de una “Empresa de Redes de Transporte” y no un servicio público sujeto a concesión.

Celebro la decisión no por filias o fobias, le aseguro, sino porque respeta nuestro derecho a elegir.

Uber, la única empresa que se ha mantenido firme en su intención de integrar a los quintanarroenses, volverá. Recién informó que ha iniciado ya el proceso para ello. Así que más de uno habrá de ponerse las pilas: El Sindicato de Taxistas, que finalmente tendrá que cumplir su promesa de mejorar y los propios conductores de Uber, en cuyas manos estará la oportunidad de autoemplearse y la responsabilidad de cuidar la imagen de su organización para no perder lo avanzado. Esto les conviene, nos conviene. Porque trabajo habrá, eh. Ni Uber, ni Cabify, ni Didi han llegado para quitarle el trabajo a nadie en donde ahora operan.

Detrás de Uber vendrán otras. ¿Quién lo va a evitar? ¡Por favor! Si los mismos que aquí las crucifican van a Mérida, a Ciudad de México o a Nueva York y son los primeros en usarlas.

Apelando a la serenidad y a la congruencia de todos, no permitamos que esto genere encono y división. No es asunto de vida o muerte, de “estás conmigo o contra mí”. Somos muchos involucrados: autoridades federales, estatales, municipales, el Sindicato en cada municipio, turistas, ciudadanos… Resolvamos esto como personas y construyamos un mejor presente en el que por fin todos ganamos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name