17 de Agosto de 2018

Quintana Roo

Advierten sobre un silencioso asesino: la hepatitis C

De cada 100 infectados, cinco morirán de cáncer, y en promedio, 20 desarrollarán cirrosis.

Médicos, enfermeras y laboratoristas, son los más propensos a infectarse de este tipo de hepatitis. (Foto de Contexto/Internet)
Médicos, enfermeras y laboratoristas, son los más propensos a infectarse de este tipo de hepatitis. (Foto de Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Advierten sobre un silencioso asesino: la hepatitis CCompartir en Twiiter Advierten sobre un silencioso asesino: la hepatitis C

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La hepatitis C es asintomática, y hay quien la padece durante meses sin saberlo. De los pacientes, sólo 25% llega a eliminar el virus sin necesidad de tratamiento, y el resto, aumenta sus riesgos.

De cada 100 infectados, cinco morirán de cáncer, y en promedio, 20 desarrollarán cirrosis.

En Quintana Roo, una de cada 12 personas padece esta enfermedad. La hepatóloga Margarita Dehesa Violante, comentó que de 10 pacientes que llegan a consulta, seis no saben que viven con este mal.

“En la actualidad, existe una seria preocupación de salud pública debido a que nos hemos dado cuenta de que hay muchos pacientes que tienen enfermedades del hígado y no lo saben”.

El higado similar a un laboratorio 

El hígado para el organismo, explicó, es el laboratorio que desintoxica, metaboliza y almacena, y si uno no tiene una buena función hepática, al final va a obtener una enfermedad evolutiva que lo llevará a una crónica, y a la presencia de fibrosis y cáncer.

Son cinco los virus que están caracterizados en la hepatitis (A, B, C, D y E), sin embargo, la primera la padecen los niños, y no deja secuelas debido a que es una enfermedad “auto limitada”, sin lesión residual; en cambio, en la segunda, para la cual sí hay vacuna, las personas están más expuestas a desarrollar tumores cancerígenos, aunque esto se “minimiza” ante la falta de costumbre por vacunarse entre los adultos.

Médicos, enfermeras y laboratoristas, vulnerables a contagiarse 

Médicos, enfermeras y laboratoristas, dijo, son los más propensos a infectarse de este tipo de hepatitis. Lo peor, es que los infectados sólo se dan cuenta una vez que la enfermedad desencadena otro daño en el hígado, como un tumor.

La hepatitis C es el virus de mayor frecuencia en las detecciones debido a que es silencioso y asintomático en sus primeras etapas, y se manifiesta únicamente cuando se encuentra en su fase de mayor desarrollo.

Tiene la posibilidad de desarrollar un tumor cancerígeno 

Explicó que antes la sangre no era controlada y en la transfusión sanguínea se infectaban muchos pacientes, fue hasta que se conoció el VIH-sida, y a partir de 1994, cuando hubo más control con el manejo. Este virus pasa primero por la etapa de cirrosis y aumenta la posibilidad de que se desarrolle un tumor cancerígeno.

Los nuevos medicamentos para tratar la hepatitis C actúan en el virus y detienen su reproducción, sin embargo, dichos tratamientos son muy costosos, hasta 50 mil pesos por caja, “lo lamentable es que una caja no funciona para el tratamiento, hay quienes deben tomarlo por lo menos 28 semanas”, afirmó Dehesa Violante.

¿Cómo se diagnostica?

Exámenes de sangre
- Enzimoinmunoanálisis, para detectar anticuerpos contra la hepatitis C.
- Análisis del ARN, con el fin de medir los niveles del virus.
Pruebas genéticas
- Para verificar el tipo de la hepatitis que se padece.
- Para monitorear los daños.
- Nivel de albúmina.
- Pruebas de la función hepática.
- Tiempo de protrombina.
- Biopsia del hígado.

Síntomas

- Dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen.
- Hinchazón abdominal debido a líquido (ascitis).
- Heces de color arcilla o pálidas.
- Orina turbia.
- Fatiga.
- Fiebre.
- Picazón.
- Ictericia.
- Inapetencia.
- Náuseas y vómito.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios