13 de Diciembre de 2017

Chetumal

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!: padres de normalistas

El restaurante “Galeón Pirata” fue el escenario donde se reunieron los visitantes.

Sólo pidieron esclarecimiento a las autoridades federales. (Javier Ortíz/ SIPSE)
Sólo pidieron esclarecimiento a las autoridades federales. (Javier Ortíz/ SIPSE)
Compartir en Facebook ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!: padres de normalistasCompartir en Twiiter ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!: padres de normalistas

Javier Ortíz/ SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Al grito de ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!, una delegación de padres de familia que piden el esclarecimiento de la desaparición de sus hijos normalistas en Ayotzinapa, llevaron mensaje de unidad a bacalarenses.

Omar Eliu Koyoc Pech, quien fungió como anfitrión, lamentó la apatía ciudadana, de empresarios, representantes sociales, estudiantes normalistas y ciudadanía en general, porque “a pesar de la importancia del movimiento que encabezan estos padres de familia y el mensaje de esperanza y unidad que tratan de transmitir a todos los mexicanos por donde pasan, en Bacalar simplemente no se percibió interés ciudadano”.

También te puede interesar:  Declara quiebra el municipio de José María Morelos

Eso no causó que decaiga el ánimo y algunas personas altruistas aportaron en especie, recursos y hasta un paseo en lancha, para que los familiares de los estudiantes desaparecidos perciban el calor del Pueblo Mágico.

El restaurante “Galeón Pirata” fue el escenario donde se reunieron los visitantes, no hubo discursos, ni pronunciamientos, sólo pidieron esclarecimiento a las autoridades federales a lo sucedido a los jóvenes normalistas que “sólo salieron a estudiar y ya no volvieron”.

Desaparición de sus hijos

María Concepción Tlatempa, es una de las madres que viaja con la caravana de padres esperanzados de recuperar con vida a sus hijos. En sus ojos se puede observar la luz de la esperanza. Dijo que continuarán en su lucha por exigir el esclarecimiento de la desaparición de sus hijos.

Es el mismo caso de Maximino Hernández, Clemente Rodríguez y muchos más que con la pena y la esperanza, recorren el país en un movimiento social que iniciaron a raíz de la desaparición de un grupo de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

Ocurrió el 26 de septiembre del año 2014, cuando policías corruptos atacaron a tiros a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en Iguala, en el sureño estado de Guerrero. El saldo fue de seis muertos, 25 heridos y 43 desaparecidos.

Desde entonces se han manejado varias hipótesis, pero no se ha dado con el paradero de los mismos, lo que mantiene a los familiares recorriendo todos los rincones del país.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios