20 de Mayo de 2018

Chetumal

Horticultores salvan sus cultivos de inundación

Algunos se dedican a cultivar y otros a vender el producto, sobre todo en el mercado.

Algunos se dedican a cultivar y otros a vender el producto, sobre todo en el mercado Lázaro Cárdenas. (Javier Ortiz/SIPSE)
Algunos se dedican a cultivar y otros a vender el producto, sobre todo en el mercado Lázaro Cárdenas. (Javier Ortiz/SIPSE)
Compartir en Facebook Horticultores salvan sus cultivos de inundaciónCompartir en Twiiter Horticultores salvan sus cultivos de inundación

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Productores de hortalizas de las comunidades de Maya Balam, Kuchumatán y San Isidro la Laguna, en Bacalar, no resintieron los efectos de las pasadas inundaciones, que dejó incomunicadas a varias poblaciones de esa zona poniente de la geografía municipal, en virtud de que, previendo esta situación, sembraron sus cultivos en las zonas altas de su territorio.

Andrés Juan Vázquez, habitante de la comunidad de Maya Balam, indicó que los cultivos de hortalizas, las cuales venden en la capital del Estado, no sufrieron graves daños, en virtud de que la mayoría sembró en las zonas altas de los alrededores y sólo se registraron algunas pérdidas a quienes bajo su propio riesgo, sembraron en la parte baja, “pero serán cuando mucho dos hectáreas”, dijo.

Enfatizó que la experiencia de años anteriores, les hizo desconfiar sobre cultivar en la parte baja de esa zona, a pesar de que el terreno se veía en mejores condiciones; pero de última hora, la mayoría de los 300 productores de hortalizas de esa comunidad, optaron por establecer sus milpas en las partes altas.

De acuerdo al delegado de la comunidad de Maya Balam, Pascual Pablo Bernabé, las tres comunidades mencionadas que pertenecen al municipio de Bacalar, cuentan con una población aproximada de cuatro mil 200 habitantes, cuya totalidad se dedica al cultivo y venta de hortalizas, “unos a cultivar frutas y legumbres y otros a venderlo”, señaló.

La agricultura y la horticultura, se han convertido en la principal fuente de empleo de todos sus habitantes, pues algunos se dedican a cultivar y otros a vender el producto, principalmente en el mercado Lázaro Cárdenas y “en virtud de que constituye su principal fuente de ingreso, tuvieron cuidado en protegerlo”, sostuvo.

Las inundaciones que se registraron hace dos semanas en gran parte del territorio del municipio de Bacalar, principalmente en la zona poniente, mantuvieron incomunicadas a tres poblaciones por espacio de cinco días, debido a que el cauce del agua superó la superficie de la carretera.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios