16 de Diciembre de 2017

Cancún

Hoteles “perdonan” adicción de empleados en Q. Roo

Los trabajadores adictos firman una carta compromiso con la que se comprometen a rehabilitarse.

En las próximas semanas la prueba estará a la venta de manera individual en farmacias y tiendas de conveniencia. (Tomás Álvarez/SIPSE)
En las próximas semanas la prueba estará a la venta de manera individual en farmacias y tiendas de conveniencia. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Hoteles “perdonan” adicción de empleados en Q. RooCompartir en Twiiter Hoteles “perdonan” adicción de empleados en Q. Roo

 

Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El salir positivo en dopaje en una empresa turística o seguridad privada no es causa de rescisión de contrato, sino que tiene la oportunidad de rehabilitarse y continuar laborando, pero en caso de reincidir la relación laboral se termina, explicó el empresario Ernesto Cisneros Schaefer, de PreMeditest.
 
En los últimos 13 años, hoteles de Cancún y la Riviera Maya han solicitado los servicios de la empresa antes señalada para detectar trabajadores consumidores de drogas y darles la oportunidad de rehabilitarse. En próximas semanas esta prueba estará a la venta de manera individual en farmacias y tiendas de conveniencia y en anaquel, muy similar a las pruebas de embarazo. 
 
“En el caso de las empresas, como parte de sus políticas laborales, el que una persona sea adicta es considerada enferma y como tal debe darse una rehabilitación, por lo que en menos de una semana todos los empleados de una empresa que pueden ser de mil 1500 a tres mil, son examinados con la prueba de dopaje y los que salen positivo se envían con la psicóloga de PreMeditest para que firmen una carta compromiso en la que se comprometen a rehabilitarse y en caso de no cumplir el acuerdo se da el despido”, indicó el entrevistado.
 
De acuerdo con Cisneros Schaefer, hace 15 años se dio la oportunidad de distribuir pruebas para detección de drogas, y estas consisten en una prueba rápida que trabaja a través de la orina, pero al principio había rechazo de los empresarios por dicha prueba porque se negaban a creer que entre su personal había consumidores de drogas.
 
Por lo que decidió formar un programa integral para entregar a las empresas reflejando lo que él había vivido y además deja material para pruebas aleatorias para evitar futuros consumos y darles una herramienta a las personas de decir no a las drogas. 
 
La empresa una vez que realiza dichas pruebas y se ha integrado al programa de rehabilitación recibe una certificación del Centro de Integración Juvenil (CIJ), así como de  la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) como empresa responsable.
 
“Hay una publicidad en Estados Unidos de la prueba casera que dice “Aún sin abrirla sirvió”, porque un integrante de la familia la puede comprar y con sólo ponerla en el desayunador,  el resto si tiene culpa habla y si no pide explicaciones o las da y de esa forma se indica que hay un control sin muchas palabras”, recalcó el empresario. 
 
En cuanto al Aeropuerto Internacional de Cancún, los empleados de seguridad privada antes de poder trabajar deben aplicarse dicha prueba, de lo contrario no pueden estar en las instalaciones y actualmente se realiza dicho control.
 
Experiencia de vida 
 
Ernesto Cisneros Schaefer convirtió su debilidad en su fortaleza y hoy es una persona plena, de éxito y lo más importante: vive feliz con su familia a quienes todos los días les dice “te amo”, porque antes de esto sufrieron su adicción a las drogas. A la par de su empresa da conferencias sobre las adicciones en todos los lugares donde es requerido, a personas de todas las edades y grupos sociales.
 
Esta semana, independientemente que este jueves participará en el Congreso Internacional de Atención a las Adicciones que se realiza en Cancún, ofreció una ponencia en las instalaciones de Ciudad de la Alegría y por vez primera lo hizo en una iglesia ante un centenar de hombres y mujeres de escasos recursos económicos y en donde predominan estudiantes de bachillerato.
 
“Una persona que se alcoholiza o ingiere drogas, lo puede hacer por la presión social, pero igual lo hace porque tiene falta de algo que no sabe cono llenarlo y eso se llama afecto, los padres quieren a sus hijos, pero por cuestiones culturales no les dicen dos palabras importantes como es te amo y los abrazan poco, esas dos cosas son transcendentales en la vida del ser humano que requiere de amor y por ello tratan de cubrir esa falta con algo que les haga sentir bien y la adicción no es necesariamente a drogas legales e ilegales, sino que puede ser a la comida u otras cosas”, recalcó el entrevistado. 
 
En sus conferencias siempre señala su testimonio de vida y es con base a ello que ahora realiza esas actividades y ayuda a personas a detectarse enfermos y tener una segunda oportunidad, pero detalla que para poder rehabilitarse se debe ser humilde y aceptar que se está enfermo y sólo así hay resultados positivos.
 
Cada persona cuando ingiere alcohol le hace un efecto diferente, porque cuando entra al cuerpo genera endorfinas (reacción emocional del cuerpo) que hacen sentir bien a la persona y con eso tratan de cubrir sus carencias.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios