23 de Abril de 2018

Cancún

IMSS recurre a la Secretaría de Salud de Cancún por sangre

El médico encargado del Banco de Sangre Regional de Cancún menciona que ha disminuido el número de donadores.

Al donador de sangre le realizan estudios de VIH, brucela, hepatitis en todos sus tipos, sífilis, chagas, glucosa, paludismo, entre otros. (Juan Estrada/SIPSE)
Al donador de sangre le realizan estudios de VIH, brucela, hepatitis en todos sus tipos, sífilis, chagas, glucosa, paludismo, entre otros. (Juan Estrada/SIPSE)
Compartir en Facebook IMSS recurre a la Secretaría de Salud de Cancún por sangreCompartir en Twiiter IMSS recurre a la Secretaría de Salud de Cancún por sangre

 

Claudia Olavarría/Juan Estrada/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- De los seis hospitales que tiene el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado, únicamente el Regional de Zona Número 17 en Cancún cuenta con un banco de sangre que resulta insuficiente para la institución porque el Hospital General de Zona Número 3 tiene que comprar el líquido vital a la Secretaría de Salud en la zona norte desde el año pasado y la situación seguirá así por lo menos en el 2013.
 
El Banco de Sangre de la dependencia estatal, ubicado junto al Hospital General Jesús Kumate Rodríguez, proporciona las unidades de sangre al General de Zona 3 del IMSS desde julio del 2012, porque su banco dejó de funcionar.
 
El IMSS paga mil 50 pesos por cada unidad que recibe, aunque el costo real es de alrededor de seis mil pesos, ya que para lograr “sangre segura” se deben tomar muestras a distintos candidatos para hacer los estudios de laboratorio y determinar si uno de ellos será donador o no.
 
Para los hospitales privados que requieren de sangre, el costo por unidad es de mil 500 pesos, cifra que la Secretaría de Salud maneja como una cuota de recuperación, puesto que la ley  prohíbe la comercialización de la sangre.
 
A una persona que va a donar sangre le realizan estudios de VIH, brucela, hepatitis en todos sus tipos, sífilis, chagas, glucosa, paludismo, entre otros, cada uno de estos exámenes tiene un costo en un laboratorio privado de 10 a 12 mil pesos si se hacen por separado.
 
El hospital de tercer nivel número 17 surte de sangre a los de gineco-pediatría en Cancún, Playa del Carmen y Cozumel; mientras que el Banco de Sangre de la Secretaría de Salud en Chetumal abastece a los hospitales de la zona sur, incluido el número uno del IMSS. 
 
Tharin Sadat Vital Casique, director del Banco de Sangre de la Secretaría de Salud en la Zona Norte, informó que tiene un convenio con el Hospital General de Zona número 3 desde julio del 2012 y se renovó para todo el 2013, se pactó que el hospital en cuestión envía a sus donadores y el Banco de Sangre le devuelve el hemocomponente procesado (plasma para transfusiones sanguíneas).
 
Vital Casique explicó que el costo de un reactivo es de tres a seis mil pesos porque no es solamente el proceso de análisis de sangre, sino el material que utilizan para el proceso y las horas hombre (recurso humano limitado), todo esto sin que pierdan la calidad que está garantizada para ofrecer un producto lo más seguro posible.
 
De julio a diciembre, el Banco de Sangre recibió entre 120 y 140 donadores por mes, es decir, aproximadamente cuatro personas diarias, pero el doble o un poco más fueron las pruebas realizadas para obtener sangre para transfusión sanguínea.
 
En las cirugías programadas los hospitales piden por lo general más de tres donadores para obtener dos unidades de sangre, cada unidad es de 400 mililitros.
 
En internet en la publicación de su revista de la edición mensual de junio 2012, el IMSS reconoce que diariamente miles de personas requieren de diversos tipos de servicios y uno de los más recurrentes es la transfusión sanguínea, por lo que para el Instituto es imprescindible contar con unidades encargadas de la obtención, clasificación, procesamiento, distribución y suministro de sangre y sus componentes para atender cirugías por accidentes o enfermedad u otros que requieren de transfusiones sanguíneas y por ello se crean los bancos de sangre al interior de los hospitales.
 
Una de las áreas que más requiere de este servicio es la de ginecología para sus intervenciones quirúrgicas como cesáreas en las que usan de cuatro a cinco unidades, mientras que en partos naturales por lo regular son de dos a tres unidades.
 
Indicó que independientemente del IMSS, apoyan a otros hospitales, y que en los meses de diciembre y el presente mes tuvieron un descenso en la captación de donadores, que con la reactivación de las cirugías programadas al día de hoy tiene de 30 a 35 donadores diarios sin contar los pre-donadores.
 
Con relación a las quejas que pudieran darse, el entrevistado comentó que muchas veces son por el limitante (poco personal) y las personas quieren pasar en cuanto llegan, pero estas son atendidas conforme a su llegada y nadie es rechazado o discriminado y no hay un límite de atención para que nadie se quede sin abasto.
 
Los únicos rechazados son los que no cumplen con los requisitos por cuestiones de salud de la persona.
 
Cancún, con poca cultura de donación de sangre
 
El Banco de Sangre Regional de Cancún carece de donadores del hemocomponente, de acuerdo con el médico encargado, Tharin Sadat Vital Casique, hay poca cultura altruista de donar y convertirse en un héroe anónimo.
 
En este mes, el banco que se ubica a un costado del Hospital General Jesús Kumate Rodríguez, se ha visto en decadencia con respecto a la asistencia de donadores altruistas; actualmente la concurrencia de ciudadanos ha disminuido dejando al banco del líquido que corre por las venas en un 75% de reserva y las necesidades van en aumento.
 
El banco de Cancún recibe de 20 a 30 predonantes diarios, de los cuales de entre 20 y 25 de ellos se convierten en donadores, con respecto al promedio anual del año pasado.
 
“Este año lamentablemente ha sido muy poca la concurrencia, ahorita estamos en menos del 70% y las necesidades han aumentado, en sí la gente no está respondiendo como debiera ser”, dijo Vital Casique.
 
Las personas que acuden al banco de sangre: un 95% lo hacen porque principalmente necesitan una reposición de plasma o porque tienen una cirugía programada y necesitarán del fluido. Es menos del cinco por ciento que en realidad asiste por hacer un acto altruista y salvar una o más vidas brindando sus plaquetas.
 
La sangre  más común en Benito Juárez es la “O positivo”, después la “B y AB positivo”, la que menos se encuentra es la “AB y la A negativo”.
 
En Cancún existe un pequeño club de héroes anónimos que donan sangre entre dos y cuatro veces al año; son 40 personas la que conforman este club de donadores y que son conocidos en el banco regional de sangre, pero de acuerdo con Vital Casique, aún así no es suficiente, pero es de valorar esa obra altruista de ayudar a desconocidos.
 
“La gente no viene, aun hay muchos tabúes, piensan que pueden ser lastimados o porque aun no se saben que no sólo es donar sangre, están donando vida, se hacen héroes anónimos, pero de ellos hay muy pocos”, expresó.
 
La mayoría de las personas que reciben hemocomponentes es por una urgencia; una vez que han sido intervenidos no regresan a donar o reponer la sangre utilizada, por lo que Vital Casique indica que si se les ayuda por necesidad y no vuelven, aquellos que no tienen necesidad aun nunca se acercarán.
 
Cuando la sangre es extraída se pueden obtener tres componentes: concentrado eritrocitario, que es el concentrado de glóbulos rojos;  plasma fresco congelado, que es el plasma separado de la sangre de un donante y congelado a una temperatura inferior a menos 18 grados centígrados, y concentrado plaquetario que es el componente obtenido de una unidad total fresca de la sangre sin haber sido congelada.
 
El concentrado eritrocitario tiene una vida de 42 días, el plasma fresco congelado tiene vida de un año y las plaquetas por concentrado plaquetario o aféresis tiene un tiempo de 4 a 5 meses.
 
“Es muy difícil que la sangre llegue a caducar, pues las necesidades son altas, como casos por sangrado de tubo digestivo, por dengue hemorrágico o un choque hipovolémico”, comentó Vital Casique.
 
En este mes en el banco de sangre sólo 600 donadores han acudido, cuando para mantener un stock promedio de sangre deben ser mínimo mil donadores.
 
“Estamos al día, pero en cuestión de sangre nunca es suficiente, en caso de un accidente grande sí nos las veríamos negras”, agregó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios