|
La nueva infraestructura de salud permitirá reducir los casos de amputaciones a personas con pie diabético. (Redacción/SIPSE)
La nueva infraestructura de salud permitirá reducir los casos de amputaciones a personas con pie diabético. (Redacción/SIPSE)

Redacción/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- El gobernador Roberto Borge Angulo ha inaugurado la sala de hemodinamia del Hospital General, que eleva la atención del servicio médico público de la entidad al tercer nivel para pacientes con problemas cardiovasculares y pie diabético; además se efectuó la entrega de equipo médico para las unidades de cuidados intensivos neonatales de la Secretaría Estatal de Salud (Sesa), con una inversión global de 24 millones de pesos; informó un boletín del gobierno estatal.

El jefe del Ejecutivo precisó que esta opción representa un nuevo sistema médico moderno que beneficia a las personas con este tipo de enfermedades y evita que viajen a otras ciudades en busca de tratamiento.

El secretario estatal de Salud, Rafael Alpuche Delgado, expresó que la obra fortalece la promoción de la salud en materia de prevención y reducción de los riesgos del síndrome de pie diabético, principal causa de amputaciones en personas que padecen la enfermedad.