22 de Julio de 2018

Quintana Roo

Infecciones intestinales a la alza en temporada de calor

El IMSS registró en el primer trimestre del año, 300 nuevos casos por problemas estomacales.

Es necesario que las personas con infecciones estomacales eviten automedicarse. (Contexto/SIPSE)
Es necesario que las personas con infecciones estomacales eviten automedicarse. (Contexto/SIPSE)
Compartir en Facebook Infecciones intestinales a la alza en temporada de calorCompartir en Twiiter Infecciones intestinales a la alza en temporada de calor

Yajahira Valtierra/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En el primer trimestre del año, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registró más de 300 nuevos casos de infecciones estomacales, principalmente por salmonella o estafilococos y un promedio de siete mil nuevos casos por otras infecciones intestinales, informó Felipe Robles Miguel, coordinador de Primer Nivel de Prevención y Atención a la salud de la institución.

Ante ello, especialistas del Seguro Social explican que con las altas temperaturas los más propensos a sufrir estos padecimientos son los niños entre cuatro y 11 años, ya que consumen alimentos que venden afuera de las escuelas y que probablemente se exponen a cambios bruscos de temperatura. 

Síntomas

Los síntomas más frecuentes son náuseas, vómitos, fiebre, dolor abdominal y decaimiento, por lo que tienen que ser hidratados urgentemente y aplicarles antibióticos. 

También te puede interesar: Evita ser víctima de los males estomacales en estas fechas

El coordinador explicó que la falta de medidas de prevención y de higiene actúa como principal desencadenante de brotes e infecciones; la correcta manipulación de alimentos es esencial en servicios de restauración colectiva, especialmente al atender a la población sensible como los niños, ancianos o enfermos. 

Robles Miguel agregó que el origen de estos brotes generalmente se deriva de comida contaminada o  descompuesta por las altas temperaturas.

Para evitar que los alimentos se descompongan durante la temporada de calor se deben cocinar adecuadamente y  consumirlos lo más pronto posible. 

Incluir frutas y verduras en la dieta -precisa el organismo- es una de las mejores maneras de asegurar los niveles adecuados de líquidos para evitar la deshidratación. Estos alimentos presentan un bajo aporte energético y son muy recomendados para las épocas de calor, en las que el cuerpo no necesita tantas calorías como en las estaciones más frías. 

Recomendó que para evitar contraer alguna enfermedad o intoxicación alimentaria, es necesario no consumir comida en la calle, ya que esta se encuentra mucho tiempo expuesta bajo el sol y  muchos de esos platillos son preparados desde días anteriores.

En caso de comer en casa, es necesario guardar el alimento en recipientes bien cerrados, limpios y secos, lo que impedirá olores, pérdidas de humedad, contaminación o mohos en las paredes.

Asimismo, sugieren no mezclar en la misma bandeja bocadillos crudos con cocinados, ni combinar carne, pescado, fruta y lácteos, ya que se puede producir contaminación cruzada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios