24 de Septiembre de 2018

Chetumal

Buscan reactivar el trenecito del zoológico

El alcalde anuncia su reparación; prevén que en 60 días ya esté en funcionamiento.

Mientras la presente administración busca los recursos para adquirir un nuevo equipo, el tren será utilizado de manera provisional. (Harold Alcoser/SIPSE)
Mientras la presente administración busca los recursos para adquirir un nuevo equipo, el tren será utilizado de manera provisional. (Harold Alcoser/SIPSE)
Compartir en Facebook Buscan reactivar el trenecito del zoológicoCompartir en Twiiter Buscan reactivar el trenecito del zoológico

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Con una inversión no mayor a los 200 mil pesos, será reparado el trenecito del zoológico Payo Obispo y algunos durmientes del lugar, informó el presidente municipal de Othón P. Blanco.

La nueva atracción del parque zoológico deberá entrar en funcionamiento en 60 días.

“Ya conseguimos una persona que nos reparará el tren que está dentro del zoológico, éste funcionará a través de electricidad. Lo aceptamos porque nos pareció un costo razonable, pues la inversión no rebasa los 200 mil pesos, y será la reparación del tren y algunos durmientes para que pueda funcionar adecuadamente”, comentó.

El tren será utilizado de manera provisional, en tanto la presente administración busca los recursos para adquirir un nuevo equipo. Lo anterior vendrá a diversificar las actividades de los visitantes, además de ser una petición a la presente administración.

Sin dar detalles, Espinosa Abuxapqui dijo que la reparación estará a cargo de expertos en la materia provenientes de la Ciudad de México.

Dentro del parque zoológico, el trenecito hace un recorrido de dos kilómetros, pero actualmente la actividad había sido suspendida por la mala condición de los durmientes. Sin dar un número exacto, el jefe del área de mantenimiento del lugar, Heladio Chi May, dijo que son entre 120 y 160 durmientes los que deben cambiarse, lo cual representa un costo de 700 a 800 pesos cada uno.

“Los durmientes son de madera de zapote, que es más resistente a la humedad y a la intemperie. Cada uno mide seis por seis, por siete pies. El período de vida es de 10 años en adelante, los que tenía eran de madera suave y llevaban cinco años sin mantenimiento”, puntualizó.

El tratamiento de los durmientes es colocarle cal con sal, así como un recubrimiento de aceite caliente o linaza, para que la madera mejore su calidad de vida. Chi May explicó que el trenecito tiene capacidad para 32 personas, entre adultas y menores de edad, pero de ser sólo niños habría un espacio para 50.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios