26 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Tienen frío despertar por las precipitaciones

Vecinos de las colonias afectadas por las inundaciones reportaron daños en algunos muebles y demás objetos personales.

Algunos vehículos sufrieron daños por el nivel de agua de las calles y avenidas. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Algunos vehículos sufrieron daños por el nivel de agua de las calles y avenidas. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Tienen frío despertar por las precipitacionesCompartir en Twiiter Tienen frío despertar por las precipitaciones

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- La mañana empezó con agua en los pasillos y cuartos de las casas de muchos ciudadanos que tuvieron un frío despertar a causa de las instensas lluvias. 

Puntos como las regiones 63, 75, 93, 94, 100, 101, 102, fueron golpeados fuertemente por la lluvia, aunque fue un lapso de tres horas aproximadamente hasta que bajó el nivel del agua, vecinos reportaron daños en algunos muebles y demás objetos personales.

En la Región 94, en la periferia de la Unidad Médica Número 14 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), habitantes se dijeron sorprendidos, pues no es una zona donde el agua rebase la entrada de las casas.

En varias de las calles, los vecinos levantaron las tapas de los registros para acelerar el paso del agua, bajando así su nivel, inclusive hubo quienes rompieron parte de las puertas de concreto al estar soldadas algunas de las entradas.

En la Región 102, casas ubicadas entre la avenida José López Portillo y Francisco I. Madero (Ruta 4) amanecieron con ríos a su interior, al estar ubicadas entre calles con grandes pendientes, lo que genera una concentración mayor de líquido.

En la zona sólo se asomaban por las ventanas para vigilar el nivel del agua, en espera a que los pozos de absorción cumplieran su trabajo para salir de sus hogares y realizar el recuento de los daños, ya que el agua dañó algunas pertenencias como zapatos y bases de muebles.

En la Región 231, en la colonia Las Culebras, las inundaciones se hicieron presentes aunque no tan severas como en otras ocasiones, señalaron los vecinos.

María Castro Jiménez dijo que ya están acostumbrados pues con cada lluvia, las calles se convierten en verdaderas lagunas. En esta ocasión, destacó que el agua bajó su nivel más rápido que otras veces, lo que ayudó a que sus pertenencias no sufrieran desperfectos.

Los que se aventuraron a transitar por la ciudad en sus vehículos, sufrieron desperfectos, recurriendo al servicio de grúas ante las averías, principalmente de motores que se vieron forzados por la lluvia.

Inclusive en la Región 93 sobre la avenida Francisco I. Madero, durante algunos minutos la vía se volvió de un sólo sentido, los automovilistas al percatarse de las zonas inundadas dieron media vuelta, avanzando los autos en ambos lados con dirección a la avenida Kabah.

El transporte público también generó malestar entre la ciudadanía, usuarios del servicio expresaron su malestar ante la tardanza de algunas rutas en pasar por las paradas.

Conductores de los camiones de las empresas concesionadas utilizaban calles internas de las supermanzanas para “saltar” algunos tramos inundados en las principales avenidas, dejando a los usuarios esperando en algunas paradas, quienes no se percataban de dicha situación.

En cuanto a los taxis, estos sólo se limitan a brindar el servicio a personas que no estén mojadas y a zonas donde consideren no hay problemas de inundaciones, señaló con molestia Carlos Briceño Novelo, ciudadano afectado por las precipitaciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios