16 de Octubre de 2018

Chetumal

Investigadores del ITCH reciben 'ayuda' de elementos microscópicos

Utilizan ácaros para determinar las alteraciones del ecosistema.

Esta fauna microscópica  puede revelar los niveles de contaminación de la tierra. (Ángel Castilla/SIPSE)
Esta fauna microscópica puede revelar los niveles de contaminación de la tierra. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Investigadores del ITCH reciben 'ayuda' de elementos microscópicosCompartir en Twiiter Investigadores del ITCH reciben 'ayuda' de elementos microscópicos

Celcar López/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Investigadores del Instituto Tecnológico de Chetumal (ITCH) estudian las alteraciones del ecosistema local mediante los microartrópodos, tales como ácaros y colémbolos, detalló Leopoldo Cutz Pool, investigador de esta casa de estudios.

Con base en las características y alteraciones físicas que presentan estas especies microscópicas puede determinarse si un ambiente natural está “alterado o medianamente sano dependiendo lo que haya sucedido en el ecosistema”, sea por remoción de vegetación para cultivo, uso ganadero, desarrollo turístico, por citar algunos ejemplos”.     

Indicó que esta fauna microscópica, además provocar la degradación orgánica del suelo dentro del ecosistema, generando los nutrientes para la vegetación, puede revelar los niveles de contaminación de la tierra, lo que ayudaría a establecer normas para el cuidado del medio ambiente, sobre todo estos cambios que se dan en la agricultura intensiva, pues los microartrópodos funcionan como indicadores que exponen la calidad del ecosistema agrícola.

También te puede interesar: Campesinos 'dejan a sus familias' para mejorar su economía

Así, con la finalidad de medir la calidad de los ambientes naturales, en principio se analiza la distribución y los tipos de estos seres microscópicos en el ambiente.

El investigador añadió que también llevan a cabo estudios con ácaros en los litorales de Chetumal, sobre la correlación que tienen estas especies con los cambios del ambiente, en los que interviene la acidez, materia orgánica y temperatura. 

Estas especies microscópicas pueden ser estudiadas en los márgenes acuáticos o marinos para determinar los cambios bruscos ante alguna modificación en la estructura del agua, donde también intervienen estos químicos que se derivan en “trazas de metales”, como plomo y mercurio, y que estos organismos reaccionan afectando su ecología y composición física.

La mayor parte de los microartrópodos miden de .02 a 1.2 milímetros, no dañan la salud humana pero son elementos que integran el ciclo de nutrientes de las plantas o la vegetación aportando a la fertilidad del suelo; se conocen alrededor de dos mil 343 especies de ácaros pertenecientes a 809 géneros; y se tienen registros de 714 especies de colémbolos con aproximadamente 107 géneros reconocidos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios