24 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Investigan 30 casos de tortura contra personas detenidas

Señalan que en ninguna averiguación previa ha habido elementos que confirmen los hechos.

Participaron 30 funcionarios públicos  en el curso que se inauguró ayer. (Eric Galindo/SIPSE)
Participaron 30 funcionarios públicos en el curso que se inauguró ayer. (Eric Galindo/SIPSE)
Compartir en Facebook Investigan 30 casos de tortura contra personas detenidasCompartir en Twiiter Investigan 30 casos de tortura contra personas detenidas

Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La dirección de Asuntos Internos de la zona norte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) lleva 30 investigaciones por tortura contra personas que han sido detenidas relacionadas con la delincuencia organizada.

Ayer, en el salón de eventos de la dependencia estatal, se inauguró el taller denominado “Tortura y Protocolo de Estambul” que trata sobre los derechos humanos, fue impartido a 30 funcionarios públicos.

“La denuncia del detenido que fue torturado es una estrategia jurídica que aplican cuando son declarados ante el juez de la causa penal, por eso es importante que el personal conozca el tema para saber cómo defenderse o cómo detectarla”, dijo Carlos Arturo Álvarez Escalera, subprocurador de la zona norte del Estado, en el marco de la inauguración del curso.

También te puede interesar: Policías de Q. Roo aplicarán el ‘Protocolo de Estambul’

“El objetivo del taller es que los servidores públicos conozcan en qué consiste la garantía a los derechos humanos y los principios internacionales que prohíben la tortura”, mencionó Jorge Alberto Valderrama Ruiz, instructor de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de la Secretaría Técnica del Consejo Consultivo, del área de capacitación de servidores públicos.

De las averiguaciones previas que ha iniciado la dirección jurídica por la tortura de alguno de los detenidos, hasta la fecha en ninguna ha habido elementos que confirmen los hechos.

El taller concluirá con el análisis de un manual que surge a nivel internacional para que los países  investiguen y documenten la tortura.

Le corresponde a la PGR aplicar el Protocolo de Estambul, aprobado en el 2000, pero a partir de la reforma al artículo primero constitucional que se hizo en 2011, ahora todas las autoridades tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos y como consecuencia, tiene que prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones como la tortura.

“No porque la persona refiera que fue torturada quiere decir que así fue, es por eso que las autoridades tienen que investigar”, dijo el instructor de los Derechos Humanos.

Los pasos que marca el Protocolo de Estambul para detectar cuando sí fue torturada una persona, es de acuerdo a las entrevistas que se le hace tanto a las víctimas como a los testigos, así como a elementos policíacos involucrados.

El manual marca y sugiere el tipo de preguntas que debe hacer el investigador, también se basan en dibujos anatómicos, en los cuales el médico legista tiene que realizar anotaciones y analizar todo el cuerpo para saber si fue o no torturado el aprehendido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios