21 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Investigan al crustáceo venenoso primitivo encontrado en Tulum

En el hallazgo del Xilbalbanus tulumensis participó el investigador de la UNAM, Fernando Álvarez Noguera.

Los remipedios son crustáceos muy primitivos que completo mide de 1.5 a dos centímetros. (Foto/Internet)
Los remipedios son crustáceos muy primitivos que completo mide de 1.5 a dos centímetros. (Foto/Internet)
Compartir en Facebook Investigan al crustáceo venenoso primitivo encontrado en TulumCompartir en Twiiter Investigan al crustáceo venenoso primitivo encontrado en Tulum

Agencias
MÉXICO, D.F.- Fernando Álvarez Noguera, investigador del Instituto de Biología de la UNAM, participó en el descubrimiento del único crustáceo venenoso conocido en el mundo encontrado en una cueva localizada entre Puerto Morelos y Tulum, en Quintana Roo.

En un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) publicado por Notimex, el experto informó que el descubrimiento del Xilbalbanus tulumensis, estuvo encabezado por el científico alemán Bjorn von Reumont, del Museo Británico.

Este organismo remipedio (grupo crustáceo con características primitivas) es una especie endémica y se descubrió en 1987, pero el estudio detallado que se llevó a cabo tras esa fecha encontró que produce veneno y lo hace llegar a sus presas.

El también responsable de la Colección Nacional de Crustáceos detalló que “no se había reportado hasta ahora un crustáceo venenoso, seguramente porque no existían las tecnologías que tenemos ahora para describirlo”.

También te puede interesar: Encuentran crustáceo venenoso en la Riviera Maya

Además, refirió que los resultados de la investigación se publicaron en diciembre de 2013 en la revista Molecular Biology and Evolution, en la cual se describe todo el sistema, la glándula de veneno, la musculatura y los ductos que van a dar a los colmillos.

Técnica de liberación de veneno

El biólogo y doctor en zoología detalló que “lo interesante no es sólo producir veneno, sino tener un aparato que puede liberarlo y aplicarlo a la presa, algo que no se ha encontrado en ningún otro crustáceo conocido”.

La técnica de genética transcriptómica utilizada para este trabajo, explicó, permitió extraer las glándulas de veneno del organismo, que completo mide de 1.5 a dos centímetros, obtener su ácido nucleico, así como describirlo e indagar para qué codifica.

El resultado que arrojó la investigación fue que el veneno de este remipedio no se ubica dentro de los de artrópodos como arañas, alacranes y ciempiés, sino que ha evolucionado de forma independiente, lo que indica que los crustáceos remipedios son muy antiguos.

Precisó que “así como un paleontólogo logra un descubrimiento mayor si encuentra un hueso de dinosaurio y a partir de él reconstruye al animal completo, aquí es como tratar con dinosaurios, pero vivos, porque los remipedios son crustáceos muy primitivos que representan un eslabón entre los gusanos y los artrópodos”.

Mencionó que de todo el subfilum Crustacea, el remipedio Xibalbanus tulumensis de Yucatán es el único que tiene veneno, pero además posee otra singularidad: su cuerpo es semejante a un gusano blanco translúcido con muchas patas alineadas a lo largo de su cuerpo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios