20 de Octubre de 2019

Escena

Jorge Coulin, el cirujano de la música

Desde hace más de 10 años, se dedica a crear y reparar instrumentos de cuerda.

La laudería es un trabajo que pone a prueba la paciencia del ser humano a
niveles que no imaginarían. (Faride Cetina/SIPSE)
La laudería es un trabajo que pone a prueba la paciencia del ser humano a niveles que no imaginarían. (Faride Cetina/SIPSE)
Compartir en Facebook Jorge Coulin, el cirujano de la músicaCompartir en Twiiter Jorge Coulin, el cirujano de la música

Faride Cetina/SIPSE
CANCÚN.- Rodeado de madera y numerosas herramientas, el argentino Jorge Coulin trabaja en la creación, pero sobre todo, reparación de instrumentos de cuerda.

Coulin es el más reconocido y profesional laudero que radica en Cancún desde hace 10 años, le ha hecho trabajos y reparaciones a gran cantidad de músicos que radican en la zona o bien están de manera temporal; además es músico y está especializado en el violoncello.

También te puede interesar: Chileno comparte su música en Cancún

En esta zona del país, principalmente por las condiciones climatológicas, la función principal que realiza es la reparación, ajustes, modificaciones y mantenimiento de artículos musicales, ya que el clima es riguroso y las situaciones de trabajo también, muchas veces los músicos tocan al aire libre, bajo el sol y en la playa, por lo que los aparatos sufren deterioros.

Respecto al diseño y construcción, dice que siempre quiere hacerlo, pues es de lo más bonito, pero que por las circunstancias reinantes de la zona, generalmente está haciendo ajustes o reparaciones.

También conocido como luthier, lutier, lutero o violero, es una persona que construye o repara instrumentos de cuerda, y hay distintas vertientes como los instrumentos de arco (violín, viola, violoncello, contrabajo), los de cuerda pulsada (guitarra, guitarra eléctrica, bajo, arpa, jarana, ukulele) entre otros.

Cuidados de un instrumento

1 Prohibida la cajuela del auto, ya que los instrumentos juntan calor y revientan.

2 Evite los cambios bruscos de temperatura y humedad, de otro modo el instrumento se rajará.

3 Limpieza cotidiana y evite la corrosión por la salitre.

4 Visite al lutier después de seis meses por supervivencia de su instrumento

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name