12 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Barbas en remojo

Después de la aprehensión del ex gobernador Roberto Borge Angulo

Compartir en Facebook Barbas en remojoCompartir en Twiiter Barbas en remojo

Después de la aprehensión del ex gobernador Roberto Borge Angulo, se espera que la justicia vaya por el “selecto” grupo de cómplices que saquearon de manera brutal el patrimonio de todos los quintanarroenses.

Los funcionarios más allegados son tan culpables como el jefe de la banda de mafiosos, quienes provocaron el quebranto más descomunal de las finanzas públicas de Quintana Roo en toda su breve historia como estado libre y soberano.

El mismo gobernador Carlos Joaquín González ha declarado que se llegará hasta donde sea necesario para que paguen los que se sirvieron del poder para volverse millonarios y desfalcar al estado como si se tratara de su patrimonio familiar.

Las imágenes en las que se observa a un Roberto Borge Angulo con la mirada perdida después de ser detenido en Panamá antes de volar a París, contrastan con la soberbia y prepotencia que fueron su sello desde el primer día de su infame mandato que provocó la ruina de cientos de familias.

Como lo hacen las ratas antes de abandonar el barco que se hunde, sus cómplices están pensando la manera de desvincularse del defenestrado ex gobernador, pero como lo ha señalado Carlos Joaquín, van por todos los cómplices para que paguen sus fechorías.

Son muchos los agravios que Roberto Borge y sus compinches cometieron en agravio de los quintanarroenses, no hay una sola dependencia del gobierno estatal que se salve de la rapacidad de quienes entendieron el uso del poder para abusar, humillar, saquear y provocar la ruina del estado.

Hoy, varios de esos personajes se dan golpes de pecho, se dicen dignos y decentes, pero enfurecen cuando alguien apenas insinúa que tuvieron que ver con la época más oscura de Quintana Roo a manos de una caterva de individuos deshonestos, inmorales y corruptos.

Pero los quintanarroenses sabemos quiénes son, de qué pie cojean, sólo bastará que las autoridades indaguen un poco sus cuentas para saber que su fortuna es mal habida, que era imposible adquirir tantos bienes, abrir cuentas bancarias, comprar vehículos de lujo y viajar a los destinos mundiales más exclusivos y caros con sus sueldos del gobierno.

Y mientras estos cómplices de la mafia que se enquistó en la administración estatal se convertían en poderosos personajes, miles de personas pagaban las consecuencias del saqueo de las finanzas públicas.

Por cada nuevo millonario en el gobierno de Roberto Borge surgían decenas de nuevos pobres, con un destino incierto, sin esperanzas de mejorar ante tanta indiferencia e insensibilidad de los poderosos en turno; todo un descaro y una gran injusticia que no puede ni debe quedar impune.

Habrá quienes quieran defender al ex gobernador, pero con seguridad debe tratarse de alguno de sus favorecidos, o de quienes no tienen la más mínima idea del grave daño provocado a Quintana Roo por gente sin escrúpulos que deben poner sus barbas a remojar o promover un amparo como prueba de su culpabilidad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios