23 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Congruencia política

La iniciativa presentada por el diputado federal Carlos Gutiérrez García para reducir el financiamiento público a los partidos...

Compartir en Facebook Congruencia políticaCompartir en Twiiter Congruencia política

La iniciativa presentada por el diputado federal Carlos Gutiérrez García para reducir el financiamiento público a los partidos, es de una congruencia política que pocas veces se ve entre los legisladores, sean diputados federales, senadores o diputados estatales.

Luego de los devastadores sismos que afectaron a los estados del centro del país, Oaxaca, Chiapas y la Ciudad de México, como una sola voz, millones de mexicanos pidieron que los multimillonarios recursos destinados a los partidos se utilizaran para apoyar a los compatriotas que perdieron su patrimonio.

Las respuestas tanto del Instituto Nacional Electoral como de las dirigencias de los partidos políticos fueron ambiguas y en muchos casos de una brutal insensibilidad ante la gran tragedia que se había cernido sobre millones de personas.

Una vez más, la clase política demostró que el presente y el futuro de los mexicanos poco o nada les importa, y sólo reclaman cuando sienten afectados sus grandes privilegios, que son un insulto en un país donde más de la mitad de la población vive en condiciones lamentables.

La iniciativa del diputado Carlos Gutiérrez García de disminuir hasta en un 50 por ciento el financiamiento público a los partidos, es una respuesta congruente ante el sentido reclamo ciudadano que observa cómo la clase política sigue ciega y sorda ante la tragedia humana.

En sus dichos en tribuna, el legislador llama a las cosas como son, porque conoce del rechazo ciudadano a los políticos, que siempre han hecho mutis para ayudar a quienes la naturaleza los despojó casi de todo, menos de su anhelo de algún día volver a ser felices.

Si como periodistas somos fuertes críticos de nuestros políticos, en esta ocasión debemos reconocer que la iniciativa del legislador que representa a Quintana Roo tiene una dimensión política y social de grandes proporciones.

Falta que esa sensibilidad mostrada por Carlos Gutiérrez García haga eco entre los demás integrantes de la LXIII Legislatura para modificar la ley en la materia, a fin de que el oneroso financiamiento a los partidos se reencause para los damnificados por los sismos pasados.

Mientras en vastas zonas del país los rescatistas siguen buscando sobrevivientes debajo de los escombros de edificios, escuelas y viviendas, la clase política todavía está pensando si ayuda o no a nuestros hermanos en desgracia.

Esperamos que el de Carlos Gutiérrez no sea un reclamo que se pierda entre la insensibilidad e indiferencia de sus colegas legisladores y haga eco después en la Cámara de Senadores, para que podamos creer que los políticos no tienen una piedra en lugar de corazón.

La tragedia humana que hoy nos sigue doliendo a los mexicanos, debería ser un parteaguas para a partir de los escombros que dejaron los terremotos, construir un mejor país donde podamos exigir a los políticos que cumplan su palabra, ni más ni menos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios