18 de Julio de 2018

Quintana Roo

Santamaría recibió la CTM con $400 millones

El líder sindical ha sido omiso para transparentar los estados financieros de la confederación.

Señalan que se donaron predios para agremiados, pero terminaron en manos de empresarios inmobiliarios, quienes los comercializaron. (Redacción)
Señalan que se donaron predios para agremiados, pero terminaron en manos de empresarios inmobiliarios, quienes los comercializaron. (Redacción)
Compartir en Facebook Santamaría recibió la CTM con $400 millonesCompartir en Twiiter Santamaría recibió la CTM con $400 millones

Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- José Isidro Santamaría Casanova, quien ingresó como mesero a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), “llegó con una mano atrás y otra adelante”, asumió la Secretaría General en Quintana Roo, cuando este sindicato contaba con un fondo de 400 millones de pesos en el Banco Obrero, pero desde que desempeña el cargo agremiados desconocen el destino del dinero, ya que durante los más de 20 años al frente cetemista ha sido omiso para transparentar los estados financieros, además de que en Cancún 41.3 hectáreas donadas para edificar viviendas de interés social a favor de la sección 123 del Sindicato de la Industria Hotelera, Gastronómica y Conexa de la República Mexicana, terminaron en manos de empresarios inmobiliarios, quienes comercializaron los desarrollos habitacionales a favor de quien pudiese costearlos y no ofrecieron un esquema accesible para los sindicalizados, como se estableció desde la cesión de la franja territorial.

Lo anterior, de acuerdo con el artículo tercero del Decreto 110, de fecha 10 de noviembre de 1983, que estableció que una superficie de 413 mil 548.24 metros cuadrados se incorporaba al patrimonio del sindicato y ésta no podía variar sobre su destino (construcción), sin la autorización de la Legislatura Constitucional del Estado, en ese sentido, bajo la misma fecha y a través del Decreto 112, se adhirieron otros tres predios a la CTM destinados para la construcción de viviendas de interés social, centros recreativos y deportivos y tiendas de consumo para sus afiliados, una extensión de 201 mil 602 metros cuadrados, según consta en el Periódico Oficial del Estado (POE), publicado el 30 de noviembre de ese año.

También te puede interesar: Santamaría se enriquece sin rendir cuentas

Sin embargo, el proyecto no se concretó y la mayoría de las 41.3 hectáreas donadas a la CTM terminó en manos de empresas inmobiliarias, que lejos de dotar de viviendas e inclusive lotes con servicios a la familia cetemista, vendieron a otros interesados, actualmente en la zona se encuentran los fraccionamientos Brigsa y Luis Quintero, Conjunto Habitacional Primavera y Residencial San Antonio (primera etapa), así como las colonias irregulares Nora Quintana, Alfonso Sánchez Madariaga y Fidel Velázquez (éstas tres últimas ocupadas por cetemistas, pero carecen de infraestructura municipal), en un polígono delimitado por las calles 10, 97 y 103 norte y las avenidas José Guillermo Abel López Portillo y Pacheco y Puerto Juárez (Talleres).

Entre 1983 y 1989, Nereo Gutiérrez Hernández, líder cetemista en ese entonces, y Eduardo Iracheta López, asesor en materia de desarrollo inmobiliario, comercializaron las hectáreas y condicionaron a los fraccionadores a no sólo comprar predios sino también el tipo de proyecto a edificar, irregularidades que propiciaron una denuncia penal por enriquecimiento ilícito a través de la venta de terrenos, con la que ambos fueron encarcelados, porque los decretos establecen que solo es para beneficio de los trabajadores.

Esta situación le valió a Cruz del Valle para acceder a la Secretaría general de 1989 a 1991, sin embargo, Isidro Santamaría, para ocupar esa posición de la CTM, presionó y chantajeó a Cruz Del Valle para que renunciara, entre otras cosas lo denunció penalmente.

Los delitos que le imputaban eran desvío de recursos, administración fraudulenta, enriquecimiento ilícito y enajenación de bienes inmuebles y predios, razón por la cual, para evitar problemas, firmó su renuncia a cambio del desistimiento de Santamaría Casanova sobre la demanda.

Tras el desistimiento contra Procónsul Cruz Del Valle, Santamaría Casanova se queda la Secretaría General de la CTM y retoma la compra venta y comercialización de las 41.3 hectáreas y de 400 millones de pesos depositados a través de un fideicomiso en el Banco Obrero, recurso que sería utilizado para lotificación, urbanización y constitución de viviendas de interés social, y que se sumaría a un presupuesto municipal de 800 millones de pesos que en 1990, Mario Ernesto Villanueva Madrid, en su calidad de presidente municipal de Benito Juárez, destinaría para la introducción de los servicios, como son drenaje, agua, luz, teléfono, entre otros, pero el proyecto no se logró por diferencias entre el líder sindical y el edil.

Santamaría Casanova, una vez al frente de la CTM, comenzó a cimentar su patrimonio, puesto que tuvo control de 400 millones de pesos y se hizo de al menos cuatro de 30 casas vendidas por Club Mediterranée S.A. (Club Med) a la CTM para los agremiados, como parte de las acciones que inició Cruz Del Valle, en busca de dignificar la calidad de vida del gremio sindical.

Isidro Santamaría estuvo como líder sin la toma de nota hasta 1994. Actualmente suma 27 años y 63 propiedades y es socio de al menos 30 empresas y asociaciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios