15 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

La inseguridad es un tema de realidad no de percepción

Después de escuchar las declaraciones de los encargados de dar seguridad al estado que insisten...

Compartir en Facebook La inseguridad es un tema de realidad no de percepciónCompartir en Twiiter La inseguridad es un tema de realidad no de percepción

Después de escuchar las declaraciones de los encargados de dar seguridad al estado que insisten en decir que la seguridad es un tema de percepción, me permito hacer el siguiente análisis.

La percepción y realidad de inseguridad en las calles de la ciudad es alta.

Contrario a los índices mostrados, la percepción de inseguridad sigue siendo alta debido a la baja cantidad de denuncias presentadas por los ciudadanos, hay quienes insisten que la estadística de delitos puede manipular la realidad y esto es un error fatal.

Hay un aumento en distinto tipo de delitos, En la ciudad hay la percepción de inseguridad, uno por todas partes que camina escucha denuncias de inseguridad, hay que dejar en claro que una cosa son las estadísticas y otra cosa lo que está sucediendo en realidad.

La situación en Quintana Roo evidencia que el homicidio continúa creciendo y que este tipo de violencia cada vez se expande más en cada municipio.

Lo que está sucediendo alrededor del homicidio es sumamente significativo, sobre todo si se considera que las intervenciones federales parecen no tener un efecto de definitivo sobre este.

Esto no es algo menor pues al menos han transcurrido varios meses de la implementación de la llamada estrategia en los diferentes municipios con mayor número de homicidios; lo cual significa que la federación ha continuado optando por subsanar las carencias locales, resultado de negligencia, corrupción y desinterés de las autoridades locales, poniendo en riesgo la vida de policías federales, marinos y soldados, sin que ello haya implicado la mejora de las condiciones de seguridad.

Si bien el homicidio doloso por su gravedad y métrica, se vuelve el indicador clave para entender y analizar los niveles de violencia, falta de seguridad e incidencia delictiva; es necesario no perder de vista el comportamiento de los demás delitos de alto impacto. Desde esta perspectiva, en 2017 se apreció el incremento de las tasas de homicidio culposo, extorsión, robo con violencia, de vehículo, a casa habitación, a negocio y transeúnte.

La percepción de inseguridad de los Quintanarroenses es de más del 60% y la seguridad solo está en el 38%.

Es entendible que hay muchos delitos que no son denunciados, ya sea por miedo o porque la gente ve que no hay castigo para los delincuentes, por eso los casos que las autoridades traen son tan solo los denunciados, como puedes denunciar en la fiscalía, si la misma fiscalía ha sido blanco de ataques de la delincuencia.

En el Combate a la inseguridad, la población percibe que el crimen va ganando la lucha contra las bandas con un 70 por ciento y sólo el 12 por ciento considera que la batalla la gana el gobierno.

El 50 por ciento de la población está en desacuerdo en hacer justicia por su propia mano para combatir la delincuencia, mientras que el 45 por ciento sí está de acuerdo, es decir de facto el estado y cuerpos policiacos no están garantizando el derecho constitucional de la seguridad en las personas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios