20 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Desde pequeño cultivó el amor por las matemáticas

Adolfo Uicab Rubio de 21 años, es estudiante de Ingeniería en Sistemas Computacionales del Instituto Tecnológico de Cancún.

El joven no se cataloga a sí mismo como “nerd”, pero acepta ser analítico y dedicado a los estudios. (Alejandra Galicia/SIPSE)
El joven no se cataloga a sí mismo como “nerd”, pero acepta ser analítico y dedicado a los estudios. (Alejandra Galicia/SIPSE)
Compartir en Facebook Desde pequeño cultivó el amor por las matemáticas Compartir en Twiiter Desde pequeño cultivó el amor por las matemáticas

Alejandra Galicia/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Muy pocos disfrutan las matemáticas como Adolfo Uicab Rubio, estudiante de Ingeniería en Sistemas Computacionales del Instituto Tecnológico de Cancún.

Desde su niñez desarrolló la habilidad de aprender matemáticas y actualmente, a sus 21 años, domina aritmética, geometría, calculo integral y diferencial eficientemente para su carrera y la vida diaria.

El joven no se cataloga a sí mismo como “nerd”, pero acepta ser analítico y dedicado a los estudios.

Desde la secundaria descubrió la competitividad entre alumnos estudiosos, y se dedicó a ser el alumno destacado durante todos sus niveles académicos.

Se convirtió en una situación común recibir diplomas por aprovechamiento escolar o por mejor promedio en la escuela.

A lo largo de sus estudios a recibido 11 reconocimientos por excelencia académica, y participó en diferentes concursos de habilidad matemática en la secundaria.

En sus tiempos libres juega con ejercicios de habilidad lógica o matemática como el “Sudoku”, para despejar su mente cuando no quiere pensar demasiado.

Admitió que se siente atraído por las actividades competitivas, y que se le hace divertido aprender habilidades nuevas.

Adolfo considera que los padres juegan un papel importante en el desarrollo académico de los jóvenes, ya que son la influencia principal para ser un buen estudiante, pero que la decisión de ser destacado o común es una decisión personal.

El joven universitario comentó que lo que disfruta de las matemáticas, en comparación con cualquier otra materia, es que lo induce a pensar en una solución porque las situaciones sencillas lo tienden a cansar. 

Desde adolescente, de forma autodidacta dedica tres veces por semana, una a tres horas de estudio personal, y lo atribuye como la base principal de los éxitos escolares que ha acumulado.

Uicab Rubio comentó que el uso de las matemáticas está en la vida diaria, pero que muchas veces no lo percibimos, porque sucede rutinariamente.

Desde sumar una cantidad que se necesita revelar, restar una cantidad de un billete cuando se paga el taxi, ó medir el tiempo que se necesitará para una actividad, son las representaciones comunes donde se emplea las matemáticas diariamente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios