22 de Octubre de 2018

Chetumal

Jóvenes emprendedores ven futuro en el cultivo de hongos

Daniel Canul es un joven pasante de Biología e iniciador de una micro empresa chetumaleña.

En los primeros meses del año 2017, se prevé que el proyecto deberá estar debidamente consolidado como una microempresa formal y legalizada. (Ángel Castilla/SIPSE)
En los primeros meses del año 2017, se prevé que el proyecto deberá estar debidamente consolidado como una microempresa formal y legalizada. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Jóvenes emprendedores ven futuro en el cultivo de hongos Compartir en Twiiter Jóvenes emprendedores ven futuro en el cultivo de hongos

Ángel Castuilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El cultivo de hongos en sargazo es un proyecto ecológico de autoempleo y alimentación que ayuda a limpiar las playas de Mahahual y ofrece un ingreso económico con posibilidades de desarrollo a jóvenes emprendedores chetumaleños.

Daniel Omar Duperón Canul, joven pasante de Biología e iniciador de la micro empresa chetumaleña “Prosethor” (Productora de Setas y Hongos orgánicos) señaló que este proyecto lo viene madurando desde hace un año y desde hace seis meses se encuentra en incubación en el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).

Expresó con la emoción reflejada en el rostro que en los primeros meses del año 2017, este proyecto de vida debe estar debidamente consolidado como una microempresa formal y legalizada.

También te puede interesar: Requiere Quintana Roo un centro de atención mental

“Desde el mes de diciembre del 2015 iniciamos con el cultivo de dos especies de hongos, el Pleurotus Djamor que se da nativamente en la región y el Pleurotus Ostreatus que no es propio de la zona pero muy empleado en cultivos en sustrato de sargazo, alimento del seta del cual se va a nutrir durante el período de incubación en un lapso de ocho días de incubación”.

Duperón Canul agregó que realizan tres ciclos de cultivo de los hongos al año y por cada período recolectan 50 kilos del sargazo que recala en las playas de Mahahual y con este sustrato, las cosechas alcanzan un tamaño de píleo a sombrero entre cinco a 18 centímetros.

Por ciclo prevé cosechar entre 60 a 100 kilos de setas para comercializarlas en bolsas de un kilo con un precio de 100 pesos.

Este proyecto, expuso, tiene programado una inversión de aproximadamente 30 mil pesos, monto que se prevé recuperar en menos de un año de operación, una vez establecida la empresa.

“La micro empresa puede ser bastante rentable, porque la inversión es mínima  y nos puede redituar mucha ganancia, es más el trabajo humano que se tiene que realizar en la recolecta y extracción del sargazo hasta volverlo el alimento idóneo de los hongos”.

Metas establecidas 

El pasante en Biología trabaja en la tesis “Cultivo de hongos comestibles y medicinales en un sustrato de sargazo y residuos agroforestales” en el Instituto Tecnológico de Chetumal, trabajo con el que ganó el primer lugar en el Concurso Nacional de Innovación de los Institutos Tecnológicos, logró que le brindó la oportunidad de ser becado como asistente investigador en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios